Opinión · Desenredando

Mes de la historia negra

El mes de febrero es el mes de la historia negra y, antes de que termine, quiero aprovechar este artículo para hablarte un poco de qué es, qué se celebra, por qué surge y, ¡tachán!, si se celebra aquí en España.

Si no has oído hablar nunca del mes de la historia negra, Black History Month, te cuento que es una iniciativa que surgió en Estados Unidos de América como una forma de recordar la importancia de figuras y acontecimientos de la comunidad afroamericana, y hoy quiero hablarte de ello.

Ventana con el lema "Blick Lives Matter" pegado en el interior.
Foto de Nicholas Kampouris en Unsplash

Antecedentes

Previa instauración del Mes de la historia negra, el historiador Carter G. Woodson y la Association for the Study of Negro Life and History (Asociación para el estudio de la Vida y la Historia de los Negros) anunciaron, en 1926, que la segunda semana del mes de febrero iba a ser la Negro History Week (la semana de la historia de los negros). La elección se fundamentó en la coincidencia de los nacimientos de Abraham Lincoln (12 de febrero) y de Frederick Douglass (14 de febrero), dos fechas que las comunidades negras llevaban celebrando desde finales del siglo XIX.

En su fase inicial, la intención de esta actividad era promover la enseñanza de la historia de la población afroamericana en las escuelas públicas y tuvo el respaldo de los departamentos de educación de los estados de Carolina del Norte, Delaware y West Virginia, así como las administraciones de las escuelas de Baltimore y Washington D.C.

En 1970, el Mes de la Historia negra fue propuesto por docentes negros en la Black United Students de la Universidad Estatal de Kent en febrero de 1969, y se celebró por primera vez en el estado de Kent, un año después, desde el 2 de enero al 28 de febrero de 1970.

Seis años después, el Mes de la Historia negra, se celebraba en todo el país, en instituciones educativas, centros de cultura negra y centros comunitarios. El presidente Gerald Ford reconoció el Mes de la Historia Negra durante la celebración del bicentenario de la nación, e instó a la población en general a aprovechar la oportunidad de honrar los logros, muy a menudo ninguneados de los estadounidenses negros en cada área de esfuerzo a lo largo de la historia.

A día de hoy, como debes de saber, el mes de la historia negra está ampliamente reconocido en Estados Unidos, y también se celebra en Canadá y, en Europa, en Irlanda, Holanda y el Reino Unido.

Por qué es importante?

Para mí es importante celebrar el mes de la historia negra porque en muchas mentes se ha construido un imaginario en el que las personas negras no han aportado nada significativo. Se ha opacado tanto a las personas negras a través de la historia que incluso se tiene la creencia generalizada de que la historia del pueblo negro empieza con la esclavitud. Así que, como forma de reparación, me parece muy adecuado poner en valor a todas las personas negras que han sido, y son, relevantes.

También me parece importante porque, como no me canso de repetir, la representación importa; y es importante que la infancia y la juventud afrodescendientes sepan que hubo y hay personajes relevantes dentro de su comunidad más allá de lo que se les enseña en el colegio sobre las personas negras, que es parcial y sesgado. En este momento, somos las familias africanas y afrodescendientes las que, en el seno de nuestros hogares, nos encargamos de contrarrestar la información que se ofrece en las escuelas sobre nuestra propia historia. Y no me parece justo. Creo que es hora de expandir horizontes y que desde la educación formal y reglada se validen fuentes de conocimiento, saberes y personajes influyentes que no provengan únicamente de Europa y América del Norte.

Y en España?

La pena para mí es que en España el mes de la historia negra no tiene la misma fuerza que en Estados Unidos. Ni la misma fuerza ni el mismo apoyo institucional, por supuesto. Recordemos, como he comentado anteriormente, que en Estados Unidos se impulsó desde departamentos de educación. Aquí estamos a años luz de llegar a eso.

Cuando reflexiono al respecto, no entiendo por qué no existe ese interés en España. Estamos a tan solo catorce quilómetros del continente africano, con lo cual es imposible que el territorio español se haya mantenido impermeable a la influencia de África. Y además, y al contrario de lo que creen muchas personas, la presencia de personas africanas en el territorio español no es algo nuevo, ni algo relacionado con las últimas oleadas (que no son tales) de personas migrantes. Hay personas africanas en España desde hace siglos -sí, he dicho siglos, no años-, y esa presencia está documentada en archivos nacionales.

Por lo tanto, sería muy interesante que se dejase de ocultar este hecho. Se podría empezar, por ejemplo, por reconocer y destapar la relación entre España y su colonia en África, Guinea Ecuatorial, y con el resto de territorios que invadieron, claro; lo que pasa que, como hablamos ahora del mes de la historia negra, y por cercanía y familiaridad, me limito a hablar de Guinea Ecuatorial. Me resulta vergonzoso que otros países tengan más documentación e información sobre la relación entre España y Guinea Ecuatorial de la que en este propio país se admite.

Por el momento, la celebración del Mes de la Historia Negra se “limita” a las iniciativas de asociaciones, colectivos y personas individuales afro que, en el caso de los dos primeros, pueden permitirse organizar actividades de conmemoración (si tienen los medios económicos, claro), y en el caso de las últimas, se dedican a llevar a cabo sus propios trabajos de investigación y comparten en sus redes sociales información relevante relacionada con personajes afro. Pero no, no estamos en el momento (todavía) de que las instituciones se involucren y fomenten que en los centros educativos se ofrezca al alumnado la historia de las personas negras. Ojalá no quede demasiado para que eso pase. No me llames ilusa porque tenga una ilusión, como cantaba La Cabra mecánica

Críticas y controversia

Como siempre, todo lo que sea fomentar o poner el foco en cualquier otra comunidad que no sea la blanca eurocéntrica, genera controversia.

Si eres de las personas que considera que conmemorar durante todo un mes la historia del pueblo negro es racista,  deja que te explique. En primer lugar, el racismo inverso no existe, de verdad que no. Y en segundo lugar, dedicar un mes (¡el mes más corto del año, además!) a celebrar los logros de la comunidad negra, cuando durante los otros once meses se le da importancia a personalidades, eventos y celebraciones relevantes para las personas blancas, tampoco me parece tanto.

Tengamos presente, por favor, que cualquier celebración de una cultura diferente a la eurocéntrica no conlleva negación ni odio hacia la cultura blanca. Por lo tanto, celebrar el mes de la historia negra no significa, en ningún momento, estar en contra de las personas blancas. Se trata de conmemorar, honrar y celebrar a las personas negras que son y han sido importantes para nuestra comunidad a lo largo de la historia, y que como han sido relegadas al olvido, existe una labor de investigación por rescatarlas y devolverles el lugar histórico que les pertenece. Porque yo, con Rosa Parks, Martin Luther King Jr., Malcolm X, Nelson Mandela y los Panteras Negras no tengo suficiente. Hay muchísimas personas más que han significado y significan mucho y se les debe reconocimiento.

Otro motivo de controversia, en Estados Unidos, es el hecho de que algunas personas dentro de la comunidad afroamericana consideran que la historia negra es, también, historia de los Estados Unidos, y por lo tanto debería estar incluida en la educación durante todo el año, en vez de tener que dedicarle un mes en particular. En mi opinión eso sería lo deseable. No solo en Estados Unidos, sino en cualquier lugar. El resto de Historias -las que no son la historia de las personas blancas- deberían tenerse en cuenta; pero mientras eso no pasa, mientras todas esas otras versiones válidas de La Historia no se incluyen, por falta de voluntad política, institucional o lo que sea, a mí me parece acertado que el mes de febrero sea el mes de la Historia Negra.