Dominio público

Los consejo(s) de Europa

Xavier Ferrer-Gallardo

Xavier Ferrer Gallardo
Investigador, Departament de Geografia, Universitat Autònoma de Barcelona

Nils Muižnieks, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, se pronunció el viernes sobre lo ocurrido el 15 de octubre en la frontera de Melilla. Sus palabras llegaron vía Facebook, tras la difusión de un vídeo grabado por la ONG melillense Prodein.

En el vídeo puede verse cómo, tras golpearle, varios agentes de la Guardia Civil consiguen que Danny, un joven camerunés que intentaba entrar en Melilla de forma irregular,  se desprenda de la tercera valla del perímetro fronterizo y caiga al suelo.

Danny cae en territorio español. Un grupo de agentes de la Guardia Civil recoge su cuerpo inerte y, agarrándolo de brazos y piernas, lo transportan maniatado hacia el lado marroquí de la frontera.

Las imágenes grabadas por Prodein son nítidas. Sin embargo, dan pie a dos interpretaciones opuestas.

La versión oficial del Gobierno español sobre los hechos es clara y meridiana: se trata de un rechazo en frontera de un inmigrante irregular que ejerce resistencia pacífica. Ha pisado suelo español pero no ha entrado en España. En otras palabras, ha cruzado la frontera desde el punto de vista físico, pero no desde el punto de vista administrativo (recordemos que la controvertida distinción entre "el concepto geográfico-topográfico de frontera" y "el concepto jurídico-político de frontera" es clave en el discurso del Gobierno). Desde su óptica, por tanto, las imágenes muestran una acción legal.

Pero la versión de la ONG también es clara y meridiana: se trata de una devolución en caliente de un joven camerunés que, tras recibir una ristra de porrazos y caer al suelo tras desprenderse de la valla, se encuentra herido e inconsciente. Ha pisado suelo español y por tanto ha entrado en España. Desde su óptica, lo que vemos en las imágenes es una acción ilegal.

¿Rechazo o devolución? ¿Frontera geográfico-topográfica y/o frontera jurídico-política? ¿Naturaleza jurídica de la frontera y/o naturaleza operativo-funcional de la misma? ¿Práctica legal o práctica ilegal?

Más pronto que tarde veremos arrojar algo de luz sobre este desconcierto reinante en las fronteras euroafricanas.  Ni esta aparente confusión ni la maniobra de ilusionismo territorial que en ella se ampara pueden durar eternamente. La finalización del proceso judicial abierto en un Juzgado de Melilla en torno a un episodio de similares características ocurrido el pasado mes de agosto en la misma frontera será determinante.

Mientras tanto, ONG y periodistas locales siguen documentando gráficamente lo que sucede en los perímetros terrestres de la UE en África. Gracias a ellos, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muižnieks, ha visto qué ocurrió en Melilla el pasado día 15 de octubre.

En sus declaraciones, el comisario recuerda que es ilegal devolver a un inmigrante que haya pisado suelo de un país miembro del Consejo de Europa sin haber examinado su situación individual y sin haberle permitido demandar asilo. Muižnieks, asimismo, considera que es necesaria una investigación que permita depurar responsabilidades por la violencia policial ejercida el día 15.

Las declaraciones reprobatorias del comisario Muižnieks son relevantes. Aunque, por supuesto, lo serían mucho más si en lugar de llegar desde el Consejo de Europa llegaran desde el Consejo Europeo o desde el Consejo de la Unión Europea, donde el peso de las decisiones, en tanto que corresponsables de los fracasos del régimen fronterizo de la UE, es sin duda mucho mayor.