Dominio público

Erasmus+ está preparado para hacer frente a nuevos retos

Lina Gálvez

Eurodiputada socialista

Mariya Gabriel

Comisaria europea de Investigación, Innovación, Educación, Cultura y Juventud

Estamos a punto de poner en marcha el nuevo programa Erasmus+ para la educación, la formación, la juventud y el deporte (2021-2027). Este programa emblemático, símbolo de la integración europea, aprovechará el éxito de sus predecesores en las tres últimas décadas.

El nuevo programa Erasmus+ abordará nuevos retos en la educación escolar, la formación profesional, la educación superior, el aprendizaje de adultos, la juventud y el deporte. Movilizará a estos sectores para que trabajen en pos de una rápida recuperación y un crecimiento futuro, apoyando al mismo tiempo las transiciones ecológica y digital y fomentando la inclusión. Una serie de nuevos elementos del programa nos ayudarán a alcanzar estos objetivos.

El nuevo Erasmus+ será mayor que su predecesor, con un presupuesto septenal de más de 26.000 millones de euros. Esto representa un aumento considerable de la financiación en comparación con el programa anterior, dotado con 14 800 millones de euros. Gracias a este aumento, alrededor de 10 millones de personas en toda la Unión Europea y fuera de ella se beneficiarán de pasar tiempo en el extranjero para aprender y desarrollar capacidades y competencias en apoyo de su desarrollo personal, social o profesional.

El refuerzo de Erasmus+ será una de nuestras principales prioridades para hacer realidad el Espacio Europeo de Educación de aquí a 2025. Contribuirá al nuevo Plan de Acción de Educación Digital, a la Agenda Europea de Capacidades, a la Estrategia de la Unión Europea para la Juventud y a la dimensión europea en el deporte. Ayudará a eliminar los obstáculos al aprendizaje de calidad para todos y permitirá a los alumnos pasar más fácilmente de un sistema educativo europeo a otro.

Podrá participar en el nuevo programa una mayor variedad de personas y organizaciones. Los beneficios que aporta Erasmus+ serán accesibles a más personas con menos oportunidades, incluidas las personas con desventajas socioeconómicas o las personas con discapacidad. Muchos europeos, independientemente de su procedencia o lugar de residencia, podrán beneficiarse de las oportunidades que ofrece el programa.

Tanto los alumnos en edad escolar como los adultos podrán pasar un período en el extranjero, en grupos o individualmente. El programa será más accesible para las organizaciones de base más pequeñas, como grupos de jóvenes y clubes deportivos, de modo que la financiación de Erasmus+ llegue a las personas a las que más beneficie.

La actual crisis de la COVID-19 ha dejado claro que Erasmus+ debe desempeñar un papel fundamental en preparar para la transformación digital tanto a las personas como a las organizaciones. Debe contribuir a respaldar las competencias tanto del profesorado como del alumnado para hacer un buen uso de las herramientas digitales e impulsar las capacidades de Europa en sectores clave orientados al futuro, como la inteligencia artificial, la robótica y la ingeniería medioambiental.

La pandemia ha reforzado la necesidad de unos formatos de aprendizaje más flexibles, como el aprendizaje combinado y el virtual. Sobre la base del éxito de los períodos de formación práctica «Oportunidad Digital», estudiantes, graduados y personal docente de la educación superior y de la educación y la formación profesionales tendrán más oportunidades para adquirir y desarrollar sus capacidades digitales sin afectar a la movilidad, que debe seguir ocupando un lugar central en el programa.

Erasmus+ contribuye considerablemente al Pacto Verde Europeo. Dado que el programa se ha convertido en sinónimo de libre circulación de estudiantes, debe predicar con el ejemplo y animar a los participantes a utilizar medios de transporte con bajas emisiones de carbono. La financiación de Erasmus+ también contribuirá a dar a conocer y entender mejor la sostenibilidad y la acción por el clima, de forma que los europeos adquieran las competencias punteras necesarias para crear sociedades, estilos de vida y economías más sostenibles.

Erasmus+ apoyará el pleno despliegue de la Iniciativa sobre Universidades Europeas, que refuerza la cooperación entre las instituciones de educación superior de toda Europa, sobre la base de una visión compartida a largo plazo. Crea campus interuniversitarios europeos en los que los y las estudiantes pueden desplazarse sin dificultades para estudiar, formarse, enseñar o investigar, diseñando sus propios planes de estudios flexibles que conduzcan a un título europeo. Erasmus+ ayudará a desarrollar «centros de excelencia profesional», que ofrecerán educación y formación profesionales y que actuarán como motores de excelencia e innovación para desarrollar capacidades y competencias pertinentes para el mercado laboral.

Las nuevas Academias de Profesores y Profesoras Erasmus+ pondrán en común conocimientos especializados y proporcionarán formación al profesorado y a los y las formadoras, permitirán el intercambio de buenas prácticas y apoyarán la profesión docente.

En el marco de Erasmus+, la iniciativa DiscoverEU ayudará a las y los jóvenes de 18 años a viajar en tren o, cuando no haya trenes para determinados trayectos, otros modos de transporte por toda Europa, conectándose entre sí y descubriendo el rico y diverso patrimonio cultural de Europa.

Los nuevos proyectos de participación juvenil ofrecerán más espacio y oportunidades a los jóvenes para que asuman un papel activo en la vida cívica y democrática. Esto puede reforzar que se sientan europeos y tender puentes entre las generaciones más jóvenes y las personas responsables de la toma de decisiones, tanto a nivel europeo como nacional.

El nuevo programa será más sencillo. Un ejemplo es la iniciativa del carné europeo de estudiante, que permite simplificar y digitalizar considerablemente los procesos administrativos relativos a la movilidad del estudiantado. A través de la aplicación móvil Erasmus+ y de la red Erasmus sin papel, servirá de ventanilla única digital para estudiantes y universidades.

Erasmus+ es más pertinente que nunca y una parte clave de la respuesta a largo plazo de la UE a la crisis del coronavirus, y además, refuerza la resiliencia de los sectores de la educación, la formación, la juventud y el deporte y contribuye a las transformaciones ecológicas y digitales.