El run run

Por San Blas a Gaspar Zarrías verás

Gaspar Zarrías es el nuevo hombre fuerte de la Ejecutiva del PSOE. José Luis Rodríguez Zapatero y Manuel Chaves le pidieron antes de Navidad que se hiciera cargo del área autonómica del partido en sustitución de Mar Moreno, que bastante trabajo tiene en Sevilla como consejera de Educación y parlamentaria andaluza. Y él aceptó encantado. Su reto será duro. Tendrá que preparar y dirigir la campaña de las elecciones locales y autonómicas de 2011, antesala de las generales. Sabe que pintan bastos en dos feudos históricos del socialismo: Castilla-La Mancha y la propia Andalucía. Es consciente de que sin IU será difícil gobernar Asturias y Andalucía, y que Aragón y Baleares cambiarán de manos si las minorías dan su apoyo al PP. Comprende que, si no se produce un milagro, Madrid y la Comunidad Valenciana seguirán gobernadas por la derecha. Pero, tras gobernar tantos años en Andalucía, reconoce que deseaba asentarse en Madrid, donde nació, estudió Derecho con Gregorio Peces-Barba y tuvo por compañeros de lucha a Manuel de la Rocha, Francisco Vírseda y otros "históricos". Eran los últimos años del franquismo, "tal vez los mejores de nuestra vida", dice. Había riesgos e incertidumbre. Él militaba en la agrupación de San Blas, que entonces tenía más afiliados que ahora, y no podía sospechar que su carrera política iba a seguir el curso de las cigüeñas. Así es la vida.