Sombreros de colores

Medidas para salir de la pobreza

A lo largo de los dos últimos años, la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social del Estado Español (EAPN-ES), con la colaboración y participación de la Plataforma de ONG de Acción Social; la Plataforma del Voluntariado de España (PVE), diversas universidades y otras entidades públicas y privadas de ámbito nacional, regional y local, ha elaborado diferentes propuestas a medio y largo plazo con el objetivo de contribuir tanto a la lucha contra la crisis, como a la erradicación de la pobreza y exclusión social en el conjunto del territorio nacional.

¿Qué plantean en salud?

Consideran que es necesario mantener la calidad, universalidad y gratuidad del sistema público nacional de salud, que han hecho del mismo uno de los mejores del mundo. A pesar de que es considerado barato, en comparación con organizaciones sanitarias de otros países desarrollados, que son más caras y de peor calidad, las estrategias
políticas actuales para luchar contra la crisis amenazan con recortes de presupuesto importantes que pueden afectar estructuralmente al sistema. Ante esta situación, es necesario introducir mejoras de gestión y servicios que permitan mantener las características fundamentales del sistema.
Se propone:

  1. Crear un catálogo estatal de servicios mínimos de salud. El TSAS debe participar en el consejo redactor y definir y defender las líneas rojas. Trazar una línea de equidad en todas las políticas de austeridad sanitaria, por ejemplo la reducción de daños a los más excluidos.
  2. Reivindicar la elaboración y ejecución de un Plan de Inclusión en Salud, consensuado entre la administración pública, el Tercer Sector de Acción Social y otros agentes sociales. El Plan debe promocionar la perspectiva social en todos los servicios e incluir mejoras específicas para las personas en vulnerabilidad extrema. Se debe especificar presupuesto, indicadores, canales de coordinación y trabajo conjunto entre las diferentes áreas que se contemplen.
  3. Medir el coste y el ahorro de las medidas de austeridad; ahorro inmediato vs coste a largo plazo del cierre de ambulatorios, supresión de pruebas, etc.
  4. Dotar al sistema sanitario de recursos suficientes y vigilar que la gestión sea más eficiente. Evitar duplicidades en la prestación de servicios. Mejora de los servicios sanitarios en áreas rurales y dotar de las mismas prestaciones a toda la población, con independencia del territorio.
  5. Controlar el "turismo sanitario".
  6. Más educación e información sobre el uso de los servicios sanitarios. Educar a los beneficiarios en el coste de la sanidad, y sensibilizar sobre los motivos de ciertos límites en las pruebas médicas. Además, sensibilizar a los médicos para no culpabilizar al beneficiario del gasto sanitario y que asuman su papel de gestores de sus pacientes y pruebas.
  7. Control del personal sanitario: horarios, incompatibilidades con las clínicas y consultas privadas, reciclaje y actualización.
  8. Promoción de la salud comunitaria en todas las áreas urbanas y rurales. Mejorar los servicios de diagnóstico y tratamientos preventivos ahorraría gasto farmacéutico y de tratamientos.