Otras miradas

Llamar al 016 no es denunciar

Participantes en una cadena feminista, convocada por la Comisión del 8M, para denunciar los diferentes tipos de violencias a los que se enfrentan las mujeres. EFE/Fernando Villar
Participantes en una cadena feminista, convocada por la Comisión del 8M, para denunciar los diferentes tipos de violencias a los que se enfrentan las mujeres. EFE/Fernando Villar

A raíz del documental de Rocío Carrasco y el aumento de llamadas al teléfono 016, los machistas de las redes sociales explotaron indicando que las mujeres que llamaban a ese teléfono estaban denunciando a sus parejas o exparejas sin pruebas. Aún hoy incluso se escuchan en las tertulias.

Sobre este servicio, de atención a mujeres víctimas de violencia de género, se han difundido muchos bulos. Por ejemplo, que si un hombre llama, nada más escuchar su voz, les cuelgan el teléfono; o que "te da conversación" si vas sola a casa y alguien te persigue. 

Los machistas pueden estar tranquilos porque saben que la mayoría de las mujeres maltratadas no denuncian (entorno a un 70 u 80%) por múltiples factores, desde el miedo a la incapacidad de reconocerse como víctimas debido al estigma social que se ha creado sobre ellas. Por otro, porque un teléfono de atención nunca puede sustituir ni a un juzgado ni a la policía. 

Los hombres que no maltratan no consideran que el 016 sea una amenaza para ellos porque no les afecta. De la misma manera que el teléfono de ANAR para los menores que sufren agresiones o están en riesgo no es una amenaza para los adultos que no cometen delitos. Sin embargo, para el machismo, la sola existencia de este teléfono es un daño y una amenaza imaginaria. 

Para quienes no se quieran guiar por los bulos machistas, hay que subrayar que el teléfono 016 no es un teléfono donde las mujeres llaman para denunciar sin pruebas. Hay que recordar una y otra vez que estamos en un Estado de derecho y que cualquier proceso judicial se realiza con todas las garantías. 

El 016 es un teléfono para las víctimas de violencia de género donde se ofrece servicio de información general, servicio de asesoramiento jurídico (solo asesoramiento), atención psicosocial, derivación de llamadas de emergencia al 112 y otras informaciones como recursos y derechos en materia de empleo, servicios sociales, búsqueda de casas de acogida o ayudas. 

Si un hombre que sabe o intuye que su hija, amiga, hermana… puede estar sufriendo violencia de género y llama al 016… NO, no se le cuelga la llamada porque se escuche la voz de un hombre. Cualquier persona del entorno de la víctima puede llamar para pedir asesoramiento. 

Si es un hombre el que llama diciendo que él es maltratado, en el contexto de la violencia doméstica, tampoco se le cuelga el teléfono sino que se derivan a otros servicios como las Oficinas de Asistencia a las Víctimas, dependientes del Ministerio de Justicia. De la misma manera que si llama un menor agredido se deriva al teléfono de ANAR. De la misma manera que si alguien llama al teléfono de una asociación de cáncer de mama para preguntar por el cáncer de colon o de próstata, por ejemplo, se le derivará a otros teléfonos especializados. En ningún caso ningún hombre que padezca violencia doméstica quedará desatendido ni será cuestionado por el 016, sino que se deriva la llamada a los servicios correspondientes.  

La mujer que quiera denunciar cuando llama al teléfono 016 no podrá tramitar por este canal la denuncia. Por lo tanto, el aumento de llamadas al 016 tras la emisión del documental de Rocío Carrasco no provoca una "avalancha" de denuncias inmediatas y sin pruebas. Esas mujeres, tras esa llamada, han recibido información sobre cómo proceder en su protección o defensa, únicamente. Luego dependerá de ellas o no dar más pasos hacia lo que ellas consideren, libremente. Las que decidan interponer una denuncia lo harán por los canales correspondientes. Y por supuesto, a partir de ahí, como en cualquier Estado de Derecho, se iniciará una fase de instrucción y luego de enjuiciamiento. Ningún hombre acusado de maltratador será sentenciado por una llamada al 016, sino que se iniciará un proceso judicial con todas las garantías, donde no estará exento de la presunción de inocencia ni del "in dubio pro reo". 

La inquietud que me generan estos bulos es que si esos hombres que se irritan por el teléfono del 016 no son agresores… ¿por qué ven en ello una amenaza y se dan por aludidos? Quizás ahí está parte de la respuesta.