Otras miradas

Hacia una Administración Pública del Siglo XXI

Ángeles Marra

Portavoz de Transformación Digital del Grupo Parlamentario Socialista, diputada por Pontevedra. Doctora en Economía y Empresa Universidad de Vigo

rueda de prensa del lunes de Iceta y Calviño para presentar el Plan de modernización de la Administración Pública para mejorar los servicios digitales a ciudadanos y empresas.- MONCLOA
rueda de prensa del lunes de Iceta y Calviño para presentar el Plan de modernización de la Administración Pública para mejorar los servicios digitales a ciudadanos y empresas.- MONCLOA

La pandemia del COVID-19 ha acelerado la digitalización de la economía y la sociedad. En este proceso, la transformación digital de las Administraciones Públicas en su conjunto se ha vuelto una tarea apremiante e ineludible. Si bien España se sitúa entre los países más avanzados en el desarrollo de la administración electrónica en Europa, la reforma y modernización integral de las Administraciones Públicas sigue siendo una asignatura pendiente. Las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, el bockchain, la ciberseguridad o la explotación de la información a través del big data, abren paso a un nuevo paradigma hacia una Administración del Siglo XXI, en la que la mejora de su eficacia y eficiencia son claves para mejorar la calidad en la implementación de las políticas públicas y el despliegue ágil de servicios públicos digitales eficientes, seguros y fáciles de utilizar para la ciudadanía, al tiempo que abordar las grandes transformaciones del país en la nueva era digital.

El Gobierno de España se ha comprometido firmemente con el proceso de digitalización del país. Como expuso la Vicepresidenta Segunda del Gobierno, Nadia Calviño, "La transformación digital será uno de los ejes prioritarios de la política del Gobierno". Esta afirmación está en consonancia con la respuesta de la UE a la crisis económica causada por la COVID-19, la cual considera la digitalización como un componente esencial para la recuperación de los países miembros. De esta forma, el Gobierno ha aprobado el Plan España Digital 2025, el cual forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que persigue impulsar las completa transformación digital en España entre 2021 y 2025. Para llevar a cabo este Plan será imprescindible la financiación proveniente de los 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo, de los cuales España destinará cerca de un 30% del presupuesto de estos fondos al Plan de digitalización.

De hecho, el Plan de Recuperación de España movilizará 4.315 millones de euros en reformas e inversiones para modernizar la Administración Pública del Siglo XXI. Asimismo, uno de los ejes estratégicos que conforman España Digital 2025, es impulsar la digitalización integral de las Administraciones Públicas. En total sólo este Plan destinará 2.600 millones de euros para digitalizar la Administraciones Públicas. La implicación y prontitud de acción del Gobierno se refleja en que en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 ya se ha recogido una financiación de 998 millones de euros (38,1%) para este plan. Este presupuesto, siguiendo el carácter holístico que le ha impreso el Gobierno, se divide en 3 ejes de actuación y 17 medidas para que todos y cada uno de los aspectos de la administración pública esté implicado en este proceso de modernización. El primer eje trata sobre la Transformación Digital de la Administración General del Estado (AGE), el segundo eje sobre Proyectos de alto impacto en la digitalización del Sector Público y el último, y tercer eje, se centra en la Transformación Digital y Modernización del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

La ciudadanía se beneficiará de amplias maneras de la digitalización de la administración pública. Se demandan servicios más personalizados, fáciles de usar, inclusivos y accesibles. Una Administración "data-driven", capaz de captar, recoger, ordenar y procesar datos a través de tecnologías Big Data, con una visión Ciudadano 360º será clave. Una comunicación bidireccional y pro activa, con espacios de intercambio de información entre administraciones y agentes privados, que facilite la vida del ciudadano y en la que se le dote de las competencias digitales necesarias y los recursos disponibles para superar la actual brecha digital y territorial. Las mejoras provendrán de la digitalización de la administración de justicia, del ámbito sanitario, de la creación de puestos de trabajo inteligente, de la implantación de un nuevo modelo de identidad digital, la gestión e intercambio transparente de información o del desarrollo de un centro de operaciones que refuerce la ciberseguridad en el ámbito público entre otros. Uno de los resultados previstos más visibles de la digitalización de las Administraciones Públicas es que en 2025, al menos, el 50% de los servicios públicos estén disponibles en app móvil.

El Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas es un acierto. Mejorará la eficacia y eficiencia de las administraciones, al mismo tiempo que relanzará la relación con la ciudadanía facilitando, y personalizando, la atención prestada. Tampoco debemos olvidarnos de que se crearán sinergias entre la transición digital y ecológica, así como potenciará la igualdad de género y territorial. De esta forma, en España, avanzamos hacia una administración del Siglo XXI, tecnificada y digital, pero centrada en dar el servicio más eficiente y eficaz a las personas y empresas. El Gobierno está actuando con valentía y determinación. Es momento de que todos y todas nos impliquemos en construir un futuro de progreso y bienestar para las próximas generaciones. Es momento de liderar la digitalización en Europa. Avanzar unidos en un proyecto futuro para España.