Otras miradas

Unos presupuestos sociales para la esperanza y la recuperación económica

Miguel Ángel Heredia Díaz

Portavoz de Hacienda y Senador del PSOE por Málaga

Pixabay

Han sido dos años muy duros para nuestro país, España necesitaba unos Presupuestos para la esperanza. Unas cuentas públicas para la recuperación económica, la creación de empleo; pensando en las familias y evitando que nadie se quede atrás.

Estamos ante el mayor gasto social de la historia. El 60% del Presupuesto, 6 de cada 10 euros, se destinan a reforzar el Estado del Bienestar. Así la educación crece un 2,6%, la sanidad un 11% y la Ley de Dependencia más de un 23%. El otro gran pilar de las cuentas públicas son las inversiones, más de 40.000 millones de euros. Una cifra sin precedentes para favorecer el crecimiento económico, la creación de empleo y la transformación productiva del país.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha movilizado todos los recursos en estos Presupuestos de 2022 para que se cumplan las previsiones de los organismos internacionales: España liderará el crecimiento a nivel mundial, superando los niveles de empleo previos a la pandemia.

Por otra parte, este es el presupuesto de las personas: de los mayores, de los investigadores, de los empleados públicos, de los autónomos, pero también de los jóvenes. Han sido ellos los más duramente golpeados por dos grandes crisis económicas en muy poco tiempo, la de 2008 y la de la covid-19. Por ello, los jóvenes tendrán un capítulo propio en estos Presupuestos por primera vez y la partida destinada a ellos se duplica, alcanzando los 12.550 millones. Habrá más dinero que nunca para becas y también para Formación Profesional, también se destina un 46% más para vivienda, se aprueba un bono joven cultural y el Ministerio de Justicia pondrá en marcha un sistema de Becas para aspirantes a juez, fiscal o abogado del Estado.

Se garantizan unas pensiones dignas para nuestros mayores, asegurando el poder adquisitivo de las contributivas y las no contributivas crecerán un 3%. Otro sector que se protege son los trabajadores y trabajadoras del sector público, a los que se aumentará un 2% el salario; además, se incrementan las plazas, de hecho se ha aprobado la mayor oferta de empleo público de la historia. También hay una apuesta por la ciencia e investigación sin precedentes, con 13.300 millones de euros, la mayor inversión de la historia, porque un país sin investigación es un país sin futuro.

Pero sobre todo, 2022 será el año de los fondos europeos para política industrial, rehabilitación de vivienda, movilidad sostenible y transición energética. Y para apoyar a las pequeñas y medianas empresas con más de 8.500 millones.

¿Qué es lo que no le gusta a Casado y al PP de estos Presupuestos? ¿No le parece bien que haya más dinero para educación, sanidad, pensiones o Dependencia? ¿No está de acuerdo en que se movilicen los máximos recursos para la recuperación económica? ¿No considera necesario más dinero para investigación? ¿No le parece conveniente mayores inversiones y apoyo para las empresas y para los autónomos? ¿No le gusta que se les suba el sueldo a los funcionarios?

Ya sabemos que el PP en otra crisis mucho menor subió los impuestos a las clases medias y trabajadoras, más de 40 veces; recortó en sanidad y educación, las pensiones subían un mísero 0,25%; los sueldos de los funcionarios no aumentaban; 30.000 investigadores tuvieron que marcharse de nuestro país porque aquí no encontraban expectativas laborales; no destinaron ayudas para los autónomos y aprobaron una reforma laboral para machacar a los trabajadores.

Ahora un Presidente socialista, Pedro Sánchez, y un Gobierno progresista han decidido apostar más que nunca por las políticas sociales y por llevar a España a la recuperación y a liderar el crecimiento económico a nivel mundial. Tal vez sea por esto por lo que estos Presupuestos no le gustan a Casado y al PP.