Opinion · Ahora que no nos oye nadie

Política editorial de ‘Público’

Con el arranque del año 2017 compartíamos con vosotros nuestra declaración de intenciones editoriales a través del documento Las diez banderas de Público.

Casi dos años después ha llegado el momento de revisar y completar dicho documento, incorporando áreas que cada vez requieren más nuestra atención y reforzando de manera muy especial una de nuestras señas de identidad: la transparencia. A partir de ahora lo hacemos abriéndote paso hasta la ‘cocina’ de nuestras informaciones con una innovadora herramienta que te permite adentrarte, a través de un mapa muy detallado, en las entrañas del proceso de creación de la noticia. Aquí puedes ver todos los detalles de esta nueva aplicación que hemos denominado TJTool.

En estos casi dos años a Público le han pasado muchas cosas (y no nos referimos sólo a la vorágine informativa de los últimos meses). Hemos lanzado una Comunidad de lectores que sigue creciendo día a día. Gracias a vuestra aportación podemos dedicar más tiempo y más periodistas a algunos de nuestros focos, como la investigación de las cloacas de Interior —que ha acabado con el comisario Villarejo en prisión—, la denuncia de las políticas migratorias —con algunos periodistas in situ observando y narrando las penosas condiciones de los migrantes a su llegada a España—, o la visibilización de la desigualdad y la reivindicación de la perspectiva de género en procesos judiciales como el de Juana Rivas.

También ahora podemos abordar ciertos asuntos con más detenimiento y grandes firmas en nuestras publicaciones impresas cuatrimestrales, que sólo los miembros de la Comunidad pueden recibir en sus domicilios. El 8-M, la herencia de Mayo del 68 y un profundo análisis de la precariedad actual son algunas de las propuestas que ya han salido de la imprenta.

Portadas de los especiales en papel editados por Público en 2018.
Portadas de los especiales en papel ‘La revolución de todas’, ‘La primavera que nos alumbró’ y ‘Precarios del mundo, uníos’ editados por Público en 2018.

Esta Comunidad de Público —vosotros, lectores, en definitiva— nos permite además emitir el único informativo audiovisual diario de un medio de comunicación online, Público al día, del que acabamos de de estrenar la segunda temporada, con noticias que no veréis en las televisiones convencionales, y programas críticos y de debate como En la frontera, conducido por Juan Carlos Monedero.

Todas estas novedades no vienen sino a reforzar nuestra misión como medio libre, valiente, vigilante y crítico, empeñado en garantizar una información independiente y rigurosa que acabe por cambiar realidades injustas y construir un mundo más igualitario. Alejado de clichés ideológicos -y, por supuesto, de intereses comerciales y empresariales-, Público se reivindica como un medio de espíritu progresista, con un firme compromiso con el pluralismo y la diversidad en todas sus facetas: identitaria, lingüística, sexual, de raza o funcional y cultural.

Por todo ello renovamos nuestro firme compromiso de separar siempre con claridad meridiana la información de la opinión y de los contenidos comerciales, que se muestran siempre debidamente identificados.

Regidos por la honestidad, la ética, la transparencia y el rigor, en Público somos muy conscientes de nuestra responsabilidad social y de nuestra falibilidad, razón por la cual trabajamos con las premisas de humildad y rigurosidad y las aplicamos en todos los estadios de nuestros procesos informativos. Cuando erramos, nuestro objetivo es siempre admitir el error y enmendarlo cuanto antes para contribuir a esa transparencia informativa y evitar ruido (nos equivocamos, pero no mentimos).

Sabemos que el cambio de hábitos de consumo aboca a una falta de tiempo de los lectores y por eso queremos acompañaros en el viaje por este nuevo entorno digital con la publicación de contenidos divulgativos, útiles y actuales, que sustenten una ciudadanía crítica, formada y moderna… y con sentido del humor. Porque somos serios cuando tenemos que serlo, pero también somos un medio audaz, dispuesto, incluso, a reírse de sí mismo: creemos que el ingenio y la ironía no están reñidos con la información; al revés, la complementan de una manera inteligente.

Por último, en Público entendemos la comunicación como un diálogo abierto y franco con vosotras/os, las/os lectoras/es, que sois nuestra razón de existir. Nos dais vuestra atención, vuestro tiempo y vuestro compromiso. Pero no nos cansamos de pediros algo más: que nos ayudéis a ser mejores. Si tenéis sugerencias, comentarios, opiniones…, por favor, escribidnos a: buzonpublico@publico.es.

Gracias por vuestra fidelidad.