Punto y seguido

El Covid-19 hace de Bin Laden, entre otras 11 verdades incómodas

  1. Este coronavirus se parece asombrosamente al terrorista saudí y el agente de la CIA Osama Bin Laden, no el de los años ochenta sino el de la década de 2000: es invisible, tiene una gran capacidad de movilidad, puede aparecer en cualquier rincón del planeta y en cualquier momento, su amenaza es novedosa, terrorífica, y ni el despliegue del conjunto de los países más poderosos del mundo puede acabar con él hasta dentro de unos años. Incluso si llega a "morir", puede tener varios dobles que continúen con la buena vida.
  2. La psicosis impulsada por los gobernantes y sus medios de comunicación, que en una astuta división de trabajo, unos invitan a la calma (para mantener el control sobre la población) y los otros no paran de inyectar el pánico en las masas, convirtiendo a coronavirus en el UNICO tema de la prensa de masa. Así, el bicho ha conseguido apartar el drama de los refugiados de Idlib, los bombardeos sobre Yemen y el asesinato de un niño cada 10 minutos por el hambre impuesto por EEUU-Arabia; o la naturaleza de la supuesta paz entre EEUU y los terroristas Talibán, entre otros.
  3. Las analogías históricas a veces nos ayudan a visualizar unas perspectivas que hoy se manifiestan opacas, borrosas. Al igual que hubo un antes y un después del 11S., tanto para la clase dominante mundial como para los ciudadanos y las poblaciones vulnerables de diferentes estados, habrá un "nuevo" mundo después del Covid-19: los ciudadanos asustados renunciarán por "su propio bien" a su libertad de movimiento, comunicación, asociación, manifestación, etc. y aceptarán que las grandes compañías farmacéuticas, entre otras, devoren los fondos que iban a ser destinados a crear puestos de trabajo, paliar las brutales desigualdades existentes, etc. aumentando la fortuna de este 1% de la población mundial que acapara el 82% de la riqueza del planeta. La fuerte caída de los mercados no hará más pobres a los trabajadores, ya que en un país como EEUU el 10% más rico de la población representa más del 80% de las acciones de las empresas. Con este virus gana, por ejemplo, la británica GlaxoSmithKline y la Coalición para las innovaciones en preparación para epidemias (CEPI), aumentando el valor de las acciones de Big Pharma en la bolsa. La propia OMS, poderoso organismo de farsantes que dirige nada menos que la salud internacional, y está compuesta por comerciantes de la industria médica, declaró en 2009 el brote de gripe porcina como una "pandemia global", pronosticando que "hasta 2.000 millones de personas podrían infectarse en los próximos dos años", forzando a los gobiernos a gastar miles de millones de euros en la compra de vacunas que luego tuvieron que tirar.
  4. Aunque fuese por un objetivo legítimo como controlar la propagación del virus, un gobierno, en este caso el chino, consiguió algo sin precedente en la historia: impedir el movimiento, primero de 11 millones de habitantes de Wuhan, y después de los 57 millones de la provincia Hubei, mientras los drones sobrevolaban el cielo de Hubei para vigilar la aplicación de la medida, que se consiguió gracias a una combinación de la confianza de la gente en las autoridades y la fuerza bruta contra los rebeldes. El experimento ha sido copiado por el gobierno italiano que ha bloqueado a 16 millones de ciudadanos, una cuarta parte de la población, mientras otros estados barajan probarlo, aunque no haga falta. ¡Luego nos acostumbraremos! Desde el 11S, ya se ha normalizado que, por ejemplo, millones de ojos de las cámaras nos vigilan por doquier, o nos traten como tontos en los aeropuertos durante los controles, ¡como si antes de pasar por el aro no se podía hacer estallar un petardo en el recinto! Antes de China, en EEUU y tras el 11S. The Model State Emergency Health Powers Act (MSEHPA) para controlar las epidemias y actuar en caso del bioterrorismo, otorgó un amplio poder a las autoridades para poner en cuarentena a las poblaciones enteras, forzarles a ser vacunadas e incluso movilizar a los militares para actuar bajo el pretexto de "contener el brote". MSEHPA ha sido criticado por ser un asalto sin precedentes a los derechos constitucionales de los ciudadanos.
  5. El Covid-19 podrá ser presentado por los gestores del capitalismo, no como resultado del sistema, sino el causante de la grave crisis económica que se avecina.
  6. El "Nuevo peligro amarillo" y el "Virus chino" forman parte de la campaña sinófoba de las fuerzas fascistas, como Matteo Salvini o Marine Le Pen, que han culpado a los inmigrantes por la propagación del virus.
  7. Trump que no ganó la guerra comercial contra China, ahora ve cómo el mundo entero ha congelado sus transacciones con su enemigo, aislándolo. Esta es la segunda pandemia que sufre China durante la guerra comercial con EEUU: la primera fue en el 2018 y por la gripe aviar H7N4, y la gripe porcina africana que además de matar a cerca de 600 personas eliminó a millones de pollos y cerdos, obligando a China comprar productos derivados a EEUU. La ciudad Wuhan tuvo un crecimiento del 7.8% en 2019, y es la sede de unas 300 de las 500 principales compañías del mundo y planeaba crear en 2020 unos 220,000 nuevos empleos. Aun así, es difícil contener a China: alrededor del 80% de los medicamentos de EEUU, por ejemplo, se fabrica en este país, entre ellos los antibióticos, los suministrados para el cáncer, el Alzheimer o el VIH. La construcción de un hospital en Wuhan de 25.000 metros cuadrados en 10 días fue uan pequeña exhibición de un poder que hay que tomarlo muy en serio. En 2003 levantaron en Pekín el Hospital de Xiaotangshan en tan solo siete días para combatir el SARS. A pesar de su crítica situación, Beijing ha enviado expertos y material médico a España, Italia e Irán para ayudarles en contener la enfermedad, mientras en la otra punta Trump ha suspendido durante 30 días de vuelos procedentes de Europa, sin siquiera avisar a sus aliados.
  8. La realidad del virus ha desnudado a los reyes incompetentes, líderes populistas, déspotas mentirosos y los bufones. En vez de declarar la sanidad pública y gratuita, el germenófobo presidente Donald Trump, encerrado posiblemente en la habitación de pánico, y con el grito de "¡Necesitamos el muro!" aprovecha el virus pensando en su reelección, que justamente por este agente va a tenerlo algo más complicado que antes.
  9. El virus aumentará la deuda de los estados al FMI y el Banco mundial. Irán, por ejemplo, que sufre un bloqueo brutal por parte de EEUU, ha pedio al FMI unos 5.000 millones de dólares para prevenir y curar a los afectados.
  10. En el marco de la "Destrucción creativa" del capitalismo, esta es la oportunidad para dar un salto en la aplicación de la inteligencia artificial, sustituyendo a los trabajadores por robots "impidiendo el contagio".
  11. Es es probable que Covid-19 haya aparecido por casualidad, y hasta hoy no se ha localizado ni identificado el 'paciente cero', aun así, han aparecido varias "teorías" al respecto:
    a) COVID-19 es chino: y hay dos ideas: 1) el diario Washington Times refleja el relato opaco de Danny Shoham, que afirma ser un ex oficial de inteligencia militar israelí, de que el Instituto de Virología de Wuhan podría estar colaborando con el programa de guerra biológica del ejército chino, aunque no dice que el virus se haya escapado de este laboratorio, ni que el brote fuese el resultado de un arma biológico. Y 2) Que los animales salvajes vendidos el mercado de en Wuhan fueron el origen de nacimiento del virus. El portal chino de investigadores científicos ChinaXiv lo niega. Además, "aunque el COVID-19 se descubrió por primera vez en China, no significa que se originase en China", afirma el principal especialista en enfermedades respiratorio del país, Zhong Nanshan.
    b) COVID-19 nació en EEUU: y hay dos ideas: 1) en agosto del 2019, Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) clausuraron el laboratorio USAMRIID de investigación militar de armas biológicas de Fort Detrick en Maryland- que trabaja con agentes patógenos más peligrosos del mundo como el ébola, el ántrax, la bacteria Yersinia pestis-, por no cumplir con los estándares de seguridad establecidos que eviten la pérdida de los patógenos (como carecer de sistemas capaces de descontaminar las aguas residuales o la formación continua para trabajar en los laboratorios) y "poder representar una amenaza grave para la salud pública". Los CDC no proporcionaron más detalle por "razones de seguridad nacional", informó el New York Time. Una opacidad que impide saber si el virus se escapó de este laboratorio, o cuántos estadounidenses están infectados. Y 2) Que COVID-19 es un arma biológica de EEUU contra China: En 2013, el coronel de la Fuerza Aérea de China, Dai Xu, acusó al gobierno de los EEUU de liberar el virus de la gripe aviar H7N9 en China como un acto de guerra biopsicológica. Xu recordó la epidemia SARS del 2003 y que "en ese momento, EEUU estaba luchando en Irak y temía que China aprovechara la oportunidad -concluye- Toda China cayó en crisis y eso fue exactamente lo que EEUU deseaba". ¿Insinúa que Trump echando mano a este virus pretende conseguir lo que no ha obtenido de su guerra comercial o en su batalla contra Huawei? Sin duda, el aislamiento de China, perjudica también a Rusia e Irán para la felicidad de Washington. Todos recordamos el 5 de mayo del 2003, cuando el Secretario de Defensa de EE. UU., Colin Powell llegó a mostrar en el Consejo de Seguridad de la ONU un tubo con tiza y juró que era una muestra de los 25.000 litros de ántrax que poseía Iraq, y que Sadam Husein los metía en unos sobres y los enviaba por el correo postal a EEUU matando a bebés y ancianos. Este fue uno de los pretextos de Bush para bombardear Iraq, aunque luego la prensa confesó que el autor-terrorista era un compatriota llamado Bruce E. Ivins, empleado durante 18 años en el Instituto Militar para el Estudio de Enfermedades Infecciosas. Habia liberado las bacterias de ántrax, según el FBI, para probar la vacuna sobre humanos afectados: él "murió" en la cárcel para que nunca sepamos la verdad. Que los dos principales focos del contagio hayan sido China e Irán -países con los que EEUU está en "guerra" económica-, aumenta esta sospecha.
    c) Otra hipóstasis sitúa el origen de los últimos brotes epidémicos, - el SARS, la gripe aviar, la gripe porcina, el MERS, el ébola, y el Zyka en la agricultura, y la cruel industria ganadera intensivas. El lema del capitalismo "reducir los costos para aumentar los beneficios" recorta la inversión en la investigación de las enfermedades del ganado, o utiliza menos espacios para los animales amontonados y enfermos enjaulados, provocando al final la "venganza poética de los animales" oprimidos y explotados contra el inhumano sistema en el que vivimos.

La actual crisis económica, que ha eliminado 6 billones de dólares de las acciones en la bolsa, se asemeja a la Gran Depresión: como consecuencia ¿habrá un nuevo ciclo de grandes guerras bélicas (más allá de la guerra comercial y política), -adaptadas a los avances tecnológicos del siglo XXI-, para un nuevo equilibrio de fuerzas y un nuevo reparto de las zonas de influencia a nivel global? Sin duda, aprovecharán la ausencia de un movimiento contra las guerras imperialistas, y la indiferencia social y política ante la muerte diaria de al menos 100.000 personas solo por el hambre, de las que 8.500 son niños. Sólo en 2017, cerca de 6,3 millones de niños menores de 15 años murieron por causas prevenibles, o sea,  un niño cada 5 segundos. Y aquí, en los países europeos, nuestros políticos nos enseñan cómo lavarnos las manos.