Pato confinado

Receta de mantequilla de coco casera

Mantequilla de coco casera.
Mantequilla de coco casera.

La mantequilla de coco es un sucedáneo que se usa en la cocina para sustituir a la mantequilla convencional. Completamente vegetal, se hace gracias a la misma grasa que contiene el coco, que al triturarse y calentarse se vuelve líquida. Una vez se enfría vuelve a estado sólido y puede emplearse en distintas recetas (para hacer un curry de pollo, por ejemplo, o para untarse en una tostada).

Lo ideal es tener un robot de cocina o batidora potente, ya que la ralladura de coco debe triturarse durante varios minutos (su tiempo dependerá de la potencia) hasta que tome la textura adecuada.

No necesita ningún ingrediente más porque en realidad lo único que estaremos haciendo es transmutar el coco en grasa, como si fuera un zumo. Después tienes que ponerlo en un molde o tarro hasta que se enfríe en la nevera. En la receta se usa coco rallado porque al estar deshidratado tendrá menos agua que el fruto fresco y esto facilitará la alquimia.

Receta de mantequilla de coco casera

Ingredientes:

500 gr. de coco rallado (natural, si azúcar).

1. Tritura el coco rallado:

Pon la ralladura de coco en el robot de cocina o trituradora. Procésalo a alta potencia. En unos minutos habrá empezado a tomar una consistencia más líquida. Para de batir una vez que el coco haya tomado la forma de una crema muy sedosa (lo ideal es que no contenga grumos). Hazlo por tandas si ves que la máquina se atasca un poco. Pon el resultado en un molde de silicona o tarro. Tápalo con papel film y llévalo a la nevera. Espera a que se enfríe y se vuelva sólido. Utilízalo como sustituto de la mantequilla en tus recetas.