No te olvides de temer al terrorismo

09 Oct 2010
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: ,
Comentarios

“Las amenazas de terrorismo en Europa son reales. Los responsables políticos no iban a asustar a la población si no hubiera algo detrás.” -Gilles de Kerchove, Coordinador Antiterrorista de la Unión Europea-

.

Hace una semana que Estados Unidos emitió una alerta a sus nacionales sobre un alto riesgo de atentados terroristas en Europa, para que evitasen sitios turísticos, muy concurridos y el transporte público. Aunque ya han rebajado la alarma, inicialmente varios países europeos elevaron también su nivel de alerta, y Japón avisó a sus ciudadanos. Por su parte, Francia lleva semanas en estado de máxima seguridad, y con avisos falsos de bomba cada día.

Ahora díganme, sinceramente: después de una semana recibiendo mensajes de alerta a diario, ¿cuántos de ustedes están asustados? ¿Cuántos planes han suspendido o aplazado hasta que pase la alerta? Los franceses, por ejemplo, no sólo han desoído las recomendaciones de sus gobernantes, sino que volvieron a salir masivamente a la calle para rechazar las reformas de Sarkozy, y piensan repetir en los próximos días. Tampoco se ha visto mucho miedo en las calles de otras capitales europeas.

Decían los ministros europeos reunidos hace un par de días que habría que encontrar “un equilibrio entre la información y el alarmismo innecesario”, para no asustar a la población. Aparte de lo complicado de ese equilibrio (“Se ve venir un atentado gordo, pero no hay de qué preocuparse, tranquilos”), tampoco pasa nada si no lo consiguen, ya que a muchos las alertas de esta semana nos han entrado por un oído y nos han salido por el otro.

¿Es que acaso nos resbala la amenaza terrorista? Vale que no es la primera vez que nos alarman y luego nada, pero tampoco creo que hayamos dejado de tomarnos en serio el terrorismo. Más bien será que últimamente estamos más asustados por otras alarmas y otras amenazas que nos están afectando más directamente.

La verdadera alerta roja estos días para la mayoría de europeos no viene de los responsables antiterroristas, sino de los mensajes del FMI pidiendo un plan B, de la reforma de las pensiones de Sarkozy, o del propósito de Cameron de meter tijera al Estado de Bienestar británico.

Quizá por eso no nos asustamos tanto con las alertas de terrorismo. Y quizá por eso se multiplican estas alertas.