Hoy habrá acuerdo europeo

 

No sé si servirá para tranquilizar a los mercados, pero ahí va el dato, que les doy en primicia: hoy habrá acuerdo en Bruselas, los líderes europeos alcanzarán un acuerdo. Lo sé de buena tinta, pueden creerme. No, no será un acuerdo sobre el fondo de rescate, ni sobre la ayuda a Grecia, la quita o la recapitalización, sino sobre… la fecha de la próxima cumbre.

Algo es algo, no me lo negarán. Hay que reconocer a los líderes europeos que, hasta hoy, en cada cumbre han conseguido ponerse de acuerdo en fijar la fecha de la siguiente cumbre (y siempre hay una próxima). Así que no todo está perdido. El día que se enzarcen a discutir si la hacen el lunes o el martes, por la mañana o por la tarde, en tu casa o en la mía, ya podemos echarnos a llorar. Hasta entonces, conservamos alguna esperanza de que pueden trabajar juntos.

Por nuestra parte, también podemos decir que del jeroglífico europeo aún queda algo que logramos entender tras cada cumbre: la fecha del siguiente encuentro. Algo es algo, una vez más. El día en que al leer el comunicado de conclusiones no entendamos ni ese detalle, porque decidan abandonar el calendario gregoriano y adoptar el calendario maya, el babilónico u otro de nuevo cuño, podemos echarnos a llorar, y con ganas. Hasta entonces, conservamos la ilusión de que los gobernantes hablan nuestro idioma.

Porque hasta ahora, si para algo ha servido cada cumbre ha sido para complicarlo todo más, para hacerlo más incomprensible. Ahí está el fondo de rescate: no sabemos ya para qué sirve, a quién rescata ni cuánto dinero tiene. Si alguno creía entender el galimatías, en las próximas cumbres prometen complicarlo más aún, convirtiéndolo en algo más retorcido, no sabemos si una aseguradora, un “vehículo especial” de inversión, o una mezcla de ambos. “Entramos en territorio desconocido”, dijo ayer Merkel para tranquilizarnos.

Y es que ésa es otra certeza europea: cuanto más grave es la situación, cuanto más importantes son las decisiones tomadas, cuanto más dinero en juego, menos entendemos los ciudadanos. La fecha de la próxima cita, y gracias.