Enric Duran, desobediencia y banca ética

Debido a los muchos comentarios a que ha dado lugar el comentario anterior del blog, creo conveniente hacer algunos comentarios adicionales, para clarificar la postura que aquí quería ofrecer con respecto a este caso. La acción de Enric Duran tiene infinidad de aspectos positivos, que hay que aplaudir y apoyar: La edición de buenos materiales de denuncia, la movilización de un buen número de activistas y la posibilidad de que hablemos de la crisis de una manera crítica, yendo más allá de la, proclamada por demasiados, refundación del capitalismo, cuando en mi opinión, el cambio debe ser de modelo. Hablando de cambios, hay muchas formas de hacerlos. Mi opción es la noviolenta, por convicción y también porque creo que es la estrategia que mejores resultados consigue a largo plazo, en cuanto a cambios conseguidos y relación entre las partes en conflicto.  La desobediencia civil es una buena estrategia no violenta, como muchas otras. No considero la acción de Enric violenta, pero le ha faltado algún componente para considerarla desobediencia. Lo que sí que es cierto es que desde su vuelta creo que ha conseguido recuperar muchos de los aspectos  básicos de la desobediencia que pueden hacer que esta funcione y conseguir algunos de los cambios que pretende. Finalmente, ante la banca que tenemos en este país (y en muchos otros), totalmente de acuerdo en que los ahorros, en caso de tenerlos, mejor que sea en la banca ética, o en su defecto, en cooperativas de crédito donde tu voz pueda hacerse oír en quienes gestionan la entidad. Si bien es cierto que los únicos que aseguran un destino moralmente aceptable de tu dinero es la banca ética, como Triodos Bank, Fiare, Oikocredit, Coop57,…..Y para firmar por la libertad de Enric Duran puedes entrar en www.podem.cat