Opinion · Bulocracia

Secuestradores en furgoneta

La desaparición del niño de ocho años Gabriel Cruz el pasado 27 de febrero y su posterior búsqueda por parte de miles de personas, encontraron finalmente un estremecedor desenlace. Que la principal sospechosa del crimen sea la pareja del padre y actuara sola, como hasta ahora creen los investigadores, le aporta a este asesinato, además, el calificativo de repugnante.

Y como ha ocurrido en otras ocasiones, con otras grandes desgracias, la desaparición de Gabriel también ha propiciado que se compartan mensajes alarmistas en las redes sociales, que hablan de “una pareja” o “varios hombres” que circulan por diferentes lugares a bordo de una furgoneta “negra”, “roja” o “blanca” y paran para secuestrar a niños y jóvenes, en la mayoría de los casos “para vender sus órganos”.

Los falsos mensajes que abundan ahora se refieren a intentos de secuestro en distintas poblaciones de Murcia y Alicante, sobre todo, como Churra, La Unión, Crevillent o Aspe. En esta última localidad alicantina, la Policía Local ha desmentido dos audios de WhatsApp que hablan de un intento de secuestro a una chica de 17 años por parte de un hombre y una mujer que circulaban en una “furgoneta negra sin matrícula en la parte de atrás”.

Lo de la furgoneta negra sin matrícula le da al asunto un aire al Equipo A, a cuyos integrantes buscaban la CIA, el FBI y todas las Policías de Estados Unidos siempre sin éxito, pero los clientes sí los encontraban para contratarlos… El bulo se desmiente solo porque, al menos en España, una furgoneta sin matrícula, del color que sea, dura circulando lo que tarda cualquier cuerpo de Policía en verla. Eso es como si a un perro le enseñas un hueso, les paran seguro. Es absurdo.

Ojo también a la versión mensaje del sabiondo al que ‘le informan’ -“acaban de informarme via wasatt…”- y ya de primeras se hace el interesante: “Alerta!! quien me conoce sabe que no me gusta hablar por aquí…”. Como luego cita un intento de “llebarse” y varias veces “furboneta”, yo al menos intuyo por qué no le gusta “hablar por aquí”, aunque no le conozca. Éste informa del intento de secuestro en Churra de dos chicas de 16 y 17 años y un “muchacho de 19”, que si no fue secuestrado fue “gracias a un cliente del bar”.

También la coincidente desaparición de tres mujeres en Asturias ha traído un bulo, ya desmentido por la Guardia Civil, sobre “unos señores de unos 40 años”, que “haciéndose pasar por policías”, secuestran a mujeres por toda la región con la excusa de hacerles “una especie de control”.

Lo único cierto es que, hasta la fecha, ni WhatsApp ni ninguna otra red social se han caracterizado por dar exclusivas. No creerse las chorradas que se comparten en grupos y chats debería ser ya un hábito.

Inspiración sudamericana

En cuanto al compartido que añade a dos de estos supuestos secuestradores que actúan por Levante sus nombres y sus fotos, un hombre y una mujer, esos dos ya secuestraban niños y jóvenes en 2015 en países como Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, y pese a ello el bulo volvió a popularizarse en Sudamérica hace unos meses.

En octubre de 2017 la pareja regresó a Internet como supuestos autores de un intento de secuestro a una chica de 17 años en La Unión, Uruguay. Lo curioso es que se comparta ahora en redes sociales un mensaje idéntico pero citando La Unión, Alicante.