Opinion · Ecologismo de emergencia

El cambio climático pone en evidencia el cinismo político del Partido Popular

Juan López de Uralde 

El pasado viernes, el portavoz del Partido Popular, Rafael Hernando, presentó por sorpresa en el Congreso una Proposición de Ley de Cambio Climático. Algo que, en principio, entraría dentro del juego político habitual, pero que sin embargo en este caso pone de manifiesto el cinismo político del Partido Popular. Me explico:

El Gobierno de Rajoy tuvo en su mano durante seis años adoptar medidas contra el cambio climático, pero no lo hizo. Muy al contrario, sus políticas durante estos años han sido un auténtico azote para la lucha contra el cambio climático. Todavía resuenan en el hemiciclo las palabras de Rafael Hernando mofándose de la subida del nivel del mar a causa del cambio climático, del que decía que eran cosas de ecocomunistas. Pues bien, este aprendiz de Trump fue el encargado de presentar el viernes la proposición de ley sobre cambio climático del Partido Popular… Bueno, en realidad la que elaboró el Ministerio de Medio Ambiente durante el mandato de Tejerina, y que nunca quiso, o nunca le dejaron, hacer pública. Porque ni siquiera lo que presentaron este viernes es una propuesta de ley del PP, sino que fue elaborada por funcionarios públicos.

Y es que a pesar de las repetidas promesas de Rajoy y de Tejerina, el Gobierno fue retrasando la presentación de su Ley de Cambio Climático. Una y otra vez se nos decía aquello de “vuelva usted mañana”, cuando reclamábamos con urgencia esa ley. Así hemos estado los últimos tres años, desde que en París durante la firma del Acuerdo contra el cambio climático la prometiera Rajoy. La última noticia que tuvimos en el Congreso fue durante la comparecencia del Ministro de Energía, Nadal, diciendo que en realidad España no tendría ley de cambio climático hasta que no hubiera una de la UE… y que eso tardaría unos años en llegar.

Y es que en materia energética, el Gobierno del PP convirtió su mandato en una auténtico régimen de terror para las energías renovables en España. El último gesto que puso de manifiesto cuánto le molestan las renovables, y en particular la energía solar fotovoltaica, fue el infame impuesto al sol, que contó con el apoyo de Ciudadanos. Pero en estos años, además, hemos visto cómo se ha apoyado al carbón hasta el punto de que en 2017 las emisiones de gases han vuelto a subir espectacularmente; también el fracking y las prospecciones petrolíferas en el mar han sido apoyadas por un Gobierno siempre apoyando los combustibles fósiles, y dificultando la transición energética hacia un 100% modelo renovable.

Pero el colmo del cinismo es que la proposición de ley del Partido Popular propone que las administraciones públicas destinen el 20% de sus presupuestos a adoptar medidas contra el cambio climático… y lo hace después de aprobar unos presupuestos en los que los recursos destinados a la lucha contra el cambio climático se hayan reducido, nuevamente, nada menos que un 20%. ¿Puede haber mayor cinismo político?

Bienvenido sea el PP a la lucha contra el cambio climático, que siempre es buena noticia el abandono de posiciones negacionistas, aunque hubiera sido deseable que hubiera desembarcado con menos arrogancia. En fin, debemos seguir trabajando para conseguir esa Ley imprescindible, pero creo necesario poner de manifiesto el alto grado de cinismo político al que nos estamos enfrentando.

 

* Juan López de Uralde es coportavoz de Equo y diputado de Unidos Podemos