Black & Gürtel, contraprogramados

banquillo_tarjetas_blackTercer día del juicio de la trama Gürtel, segunda semana de la vista por uso indebido de tarjetas black en Bankia. Dos juicios multitudinarios, con distinguidos chorizos de cuello blanco en el banquillo. Se han estado pegando la vida padre durante años a costa nuestra y ahora la justicia por fin les pide cuentas. Dos asuntos gordos-gordísimos que chupan menos pantalla que la desaparición de Diana Quer y la particular guerra de los Rose de sus padres. Gürtel & Black, dos megajuicios con presidentes de bancos y de la patronal en el banquillo, vicepresidentes de gobierno, directores generales, alcaldes, sindicalistas… Doscientos cincuenta y dos (252) Very Important Persons en total, pero se ve que les falta una Pantoja para abrir telediarios.

En la última semana, la contraprogramación de Susana Díaz,  cual Belén Esteban de la política, montando el cirio que ha montado en el Partido Socialista, se ha llevado el gato informativo al agua. ¡Chapeau! para quien haya diseñado el timing de los acontecimientos de los últimos diez días. En el Congreso se está preparando el mayor fraude de la historia de España con el previsible apoyo de los golpistas del PSOE a un gobierno del PP; en los tribunales se está juzgando a 252 presuntos ladrones de alto standing (Gürtel, 187; Bankia, 65) y mire usted por dónde el clan socialista andaluz, cuya conspiración ha puesto patas arriba lo que quedaba del Partido Socialista y el patio político en general, va y les roba todo el protagonismo, ¡mecachis!

Es verdad que se amontona la faena para poder contarlo todo, para analizarlo, para otorgarle a cada asunto la relevancia que debería tener, pero también lo es que la diaria concentración de noticias de primera división obliga a elegir a la hora de valorarlas en primera página o en apertura de informativos, eso es verdad. Pero también lo es que esta providencial “casualidad” le viene que ni pintada al Partido Popular y a tantos medios encantados de hacerle el trabajo sucio. Soria y Barberá parecen ya prehistoria, y las escandalosas y desvergonzadas declaraciones de los implicados en Black & Gürtel ahí andan, pasando a veces casi desapercibidas.

57f378d5c4e68Si nadie lo remedia, y parece más bien lo contrario, continuará gobernándonos algunos años más un señor que no ha explicado nunca con claridad su relación con Gürtel ni con los generosos sobres de Bárcenas. Los conjurados de Ferraz darán luz verde al gobierno de un partido que está procesado por corrupción y que intenta ahora anular el juicio de la mafiosa trama, ya sea por lo civil o por lo militar.

Está al caer la continuidad de una política de tijeretazos salvajes a la libertad y a los derechos apenas Rajoy prorrogue su presencia en la Moncloa. Jóvenes, enfermos, ancianos, personas con pocos recursos, pringados todos, preparémonos una vez más para ser los perdedores en esta historia. Los ladrones de las black de Bankia, los sinvergüenzas de Gürtel que trincaban comisiones de todo lo que podían o iban por ahí distribuyendo generosos regalos con nuestro dinero, esos se irán de rositas.

Algunos puede que esta navidad descorchen menos botellas de cava o de champán que otros años, pero las descorcharán. Ellos y también, por supuesto, los principales beneficiados por la incruenta guerra socialista de estos días: los que verdaderamente mandan, pero que nunca se presentan a unas elecciones. Celebrarán alborozados el éxito del golpe de estado de los eficaces peones que han dinamitado el Partido Socialista. Esos peones que a partir de ahora redondearán su desvergüenza intentando convencernos de que todo lo que han hecho ha sido por el bien de España. Porque, a ver… ¿a dónde iba Pedro Sánchez con esos locos de Podemos, y con los independentistas? ¡Quita, hombre, quita! Nos hubieran buscado la ruina, sin duda ninguna. ¿Acaso no nos hemos enterado que es tiempo de estabilidad y de gestores prudentes, no de insensatos?

Lo repetirán mil veces más, en El País, en Tve, en Canal Sur, Ferreras, Inda, Marhuenda, el ABC... Lo repetirán tanto que aún quedará algún incauto que les crea. Aunque bajen las pensiones, quiten becas, suban la luz, el teléfono y el gas, desmantelen la sanidad, acaben con la dependencia y cada vez haya que pagar más porcentaje en las farmacias por medicamentos imprescindibles. Pero no pasa nada: hemos conseguido que no gobierne ningún peligroso radical, así que podemos dormir tranquilos. Hemos parado la embestida. ¡Uf! ¿Black & Gürtel? ¡Bah!, ningún problema: si hay que montar otro pollo para que sigan sin aparecer los juicios en los informativos, pues se monta. O mejor todavía, presionamos para que se anulen y punto.

J.T.