Las TIC y el autismo: hacia la escuela inclusiva

Hoy se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo y kⒶosTICa quiere aportar su humilde granito de arena llamando la atención sobre el papel que han cobrado las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en hacer de la escuela un entorno realmente inclusivo para aquellos pequeños con Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Una de las citas más recurrentes en este ámbito es la del experto Martijn Dekker, que apuntó hace años que “las TIC pueden ser para los autistas lo que la lengua de signos para los sordos” y, en esta línea, algo que muy poca gente conoce es que España, junto a Reino Unido, es uno de los países punteros en desarrollo de aplicaciones para TEA.

Prueba de ello es la participación de las Universidades de Jaén y Alicante o el centro Deletrea (especializado en diagnóstico y tratamiento de autismo ubicado en Madrid), en FIRST (Flexible Interactive Reading Support Tool, o herramienta flexible e interactiva de apoyo a la lectura). Se trata de un proyecto europeo, dotado con más de dos millones de euros, que persigue desarrollar una aplicación informática que simplifique los documentos, haciéndolos más comprensibles para quienes tienen este tipo de trastorno.

La tecnología se ha convertido en un recurso magnífico para romper esas barreras que impiden que los niños desarrollen habilidades sociales, comunicativas y cognitivas ‘normales’. La llegada de las tabletas, tanto iPad como Android, ha abierto extraordinariamente el abanico de posibilidades para aprovechar el potencial de las TIC en entornos de TEA. Aplicaciones Android como Joint Attention Trainer, Piktopop, Sonajero o Piktoplus ayudan a trabajar jugando la relación causa-efecto y las habilidades comunicativas, de relación e intercambio.

Y es que, afortunadamente, la comunidad de padres y madres, educadores y profesionales que tratan con este tipo de trastornos es una de la más activas y la cantidad de recursos que podemos encontrar en Internet sin demasiado esfuerza es inmensa. Proyectos como Azahar, InTIC o e-Mintza son sólo tres buenos ejemplos de ello.

Todos estos agentes han comprendido que, en contra de lo que algunos postulaban al principio, la tecnología no aísla, sino que favorece a la integración. Las TIC proporcionan a los padres, a menudo desorientados o inexpertos, un entorno y una situación controlable de aprendizaje activo, muy flexible y, además, donde la capacidad de motivación y refuerzo para el niño es elevadísima (minimizando la frustración ante los errores).

 

Universo tablet 

El boom de las tabletas ha democratizado todo este tipo de aplicaciones, mejorando extraordinariamente el día a día de los pequeños con TEA. Uno de los mejores ejemplos lo encontramos en el proyecto Pictoaplicaciones, de la gente de Aplex Factory, que agrupa un conjunto de aplicaciones (traductor, cuentos, agenda, sonidos…) con los padres y profesionales pueden ayudar a los niños con dificultades de expresión con el lenguaje oral. Su página web incluye pictogramas que facilitan a las personas a comprender el mundo que les rodea.

Otro buen compendio de aplicaciones gratuitas muy útiles se encuentra en la Pictogram Room, desarrollada por la Universidad de Valencia en colaboración con las Fundaciones Orange y Adapta. Con sus juegos, los niños comprenderán mucho mejor su cuerpo y cómo éste interactúa con el entorno y sus posturas, señalando e imitando los movimientos de otros.

En esta misma la línea, Gueopic combina imágenes y sonidos, con la ventaja de poder grabar la voz de uno mismo, lo que facilita la comprensión al resultar el sonido mucho más familiar. Otras como AutisMate incorporan imágenes reales (de personas, casa, colegio, calle…) para, a partir del contexto más cercano, arrancar las interacciones.

El escaparate de aplicaciones que ayudan a la lectura global, la descomposición silábica, la comprensión y expresión emocional e, incluso, hacer frente a la dislexia es muy amplio, desde Palabras EspecialesJugamos Todos o Pequeños Lectores a Piruletras o ¿Qué tal estás?.

Es cierto que no todas son gratuitas, pero en la mayoría de los casos su coste es muy bajo y en páginas web como Aulautista es posible encontrar recopilatorios muy útiles.