Enric Durán, sin compañeros de celda

04 May 2009
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

“Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro” -Artículo 248.1 del Código Penal- 

                

¿Se acuerdan de Enric Durán, el llamado “Robin Hood de los bancos”, que le levantó medio millón a varios bancos y lo destinó a financiar una campaña contra el sistema financiero? Pues lleva mes y medio en prisión preventiva. 

En la cárcel, los internos se juntan con los afines, con quienes cometen delitos similares. Así que Enric, acusado de estafa y falsedad documental, no se siente solo, pues como saben las cárceles están llenas de grandes estafadores. Sin ir más lejos, comparte celda con Alberto Cortina y Alberto Alcocer, los Albertos, condenados por delitos similares. 

¿Cómo? Ah, esperen, que no. Me informan mis fuentes que no, que al final los absolvió el Constitucional -por una cuestión formal, siendo hechos probados-. Antes de ser absueltos se pasaron cinco años condenados en firme –Enric Durán sólo es preventivo-, pero no pisaron la cárcel, y todavía tienen algún asuntillo pendiente. 

Pero claro, Enric, se entiende que tú estés en prisión y ellos no. De entrada, lo de ellos fue un pelotazo gordo, no unos eurillos como tú. Pero sobre todo, lo hicieron para enriquecerse, no para destinarlo a los movimientos sociales. Tampoco había riesgo de fuga con ellos: son unos caballeros educados, de buena familia, y sobre todo son discretos, no montan una rueda de prensa para presumir de la estafa como tú. 

Puestos a valorar la peligrosidad de unos y otros, sin duda Enric Durán es más peligroso. No en vano ese tipo de delitos aparecen en el Título XIII del Código Penal: “Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico”. ¿Quién es mayor amenaza para el orden socioeconómico? ¿Un par de empresarios que se forran, o un militante anticapitalista que deja en evidencia a la banca? Pues eso.


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus