Principia Marsupia

Mi desafío estúpido del 2013. ¿Seré capaz de conseguirlo?

Nota previa: Disculpadme por un post tan personal, pero si soy lectores de este blog tenéis todo el derecho a conocer la severa idiotez que lastra a su autor.
Mi vida sería más sencilla si no tuviese amigos como Dani.
Daniel es un periodista que investiga con diligencia la actualidad global. Ayer, la comunidad irlandesa de Madrid celebraba St. Patrick's Day. Dani y yo nos fuimos a aprender los usos y rituales festivos de tan interesante pueblo celta.
En un momento de la tarde, me acerqué a Dani y le susurré al oído: "oye, voy a correr la maratón de Madrid de este año".
¿Por qué le dije eso? Ni idea. ¿Me lo había planteado antes? No.
En todo caso, las preguntas anteriores son irrelevantes. Se me acababa de ocurrir un desafío y además me parecía profundamente estúpido. De inmediato, las neuronas de mi hemisferio izquierdo gritaron a las de mi hemisferio derecho: "¡no hay huevos!" Y ante un "¡no hay huevos!", yo siempre me vengo arriba. Sobre todo, si quien me desafía es un tipo tan lúcido, inteligente y racional como yo mismo.
Esta mañana he buscado información sobre la maratón y todo me hace ser MUY optimista:
1) Una maratón consiste en correr 42 kilómetros, una distancia 10.000 veces mayor que la única carrera en la que participo con regularidad: la-de-mi-cama-al-frigorífico-y-vuelta. Durante la última década he recorrido ese trecho 344.237 veces. Una simple maratón no debería ser problema.
2) La maratón de Madrid se celebra el 28 de abril. Dispongo de seis semanas, el doble del periodo de gestación de una rata. Las webs de atletismo recomiendan unos 9 meses para preparar una maratón. Pero si las ratas, que también son mamímeferos, pueden tener ¡nietos! en 6 semanas, entrenar una maratón TAMPOCO puede ser imposible.
Al leer este post, ustedes quedan oficialmente declarados como testigos de "mi desafío estúpido del 2013". Bueno, dejémoslo en "mi desafío estúpido para la PRIMAVERA de 2013". El año es largo y sería imprudente subestimar mi estupidez. Va, voy a ser sincero: en realidad este es "mi desafío estúpido para las PRIMERAS SEMANAS de la primavera de 2013". Tengo un reto preparado para justo después de la Semana Santa, aunque ese será mucho más hermoso y bastante menos estúpido. Prometo contarlo pronto.
La vida sin desafíos y sin estupideces sería demasiado aburrida. O, al menos, MI vida sería demasiado aburrida sin desafíos y sin estupideces.
¿Seré capaz de conseguirlo? No tengo ni idea, pero intentándolo voy a ser más feliz que un colibrí.
Y ahora les ruego me disculpen, pero tengo que ir a entrenar:
https://www.youtube.com/watch?v=DP3MFBzMH2o