Puntadas sin hilo

Hay crisis porque queremos

 

 

Definitivamente, los políticos y hombres públicos españoles no tienen dignidad. Y probablemente los españoles en general, tampoco: Hay crisis porque quieren, porque queremos.

Conocerán ustedes que esta madrugada sindicatos y patronal han pactado una subida salarial máxima del 0,5% para este año y del 0,6% para 2013 y 2014. Si los Índices de Precios al Consumo se espera que lleguen al 3% cada año, calculen el deterioro económico del poder adquisitivo que perderán los trabajadores (que tengan trabajo) en estos tres años. Y todo, dicen, para que no haya más despidos y se genere empleo con la aún no nacida nueva reforma laboral, lo cual será una de las mentiras más gordas del trienio. O sea que tenemos unos sindicatos claudicantes y unos empresarios triunfadores, y no solo en los salarios sino en otros privilegios de flexibilidades como les venga en gana. Y los españoles trabajadores un 8 o 9 por ciento más pobres, solo en esta partida. Pobrecitos sindicatos complacientes que no son capaces de resistirse seriamente, cívicamente.

De otro lado, tendrán noticia de que en Italia ha habido 50 mil millones de euros en rentas no declaradas, una evasión del IVA de 8.000 millones, y 7.500 personas o empresas que no pagaron impuestos, ocultando 21.000 millones). Bien. Pues en España es más. Ya se conoce que en 2007 hubo 245.000 millones de economía sumergida, muy principalmente entre la gente adinerada, el 23% del PIB, que hubieran debido abonar al Fisco 40.000 millones, justo lo que España necesita para salir del déficit y de la crisis, y la deuda caería por debajo del 40%. Y solo un 4% declara ingresos superiores a 60.000 euros. Es decir, y hablando clarito, si a esos 7.500 ciudadanos italianos o a sus equivalente españoles los hubiesen metido irreductiblemente en la cárcel y además los arruinasen con las sanciones pertinentes, la crisis se acabaría en el acto. Lo que ocurre es que a las autoridades políticas no les da la gana de hacerlo. Con voluntad y el BOE en la mano, y con un Gobierno, cualquiera, responsable y moralmente solvente, no hay crisis posible. Pero claro, voy a decir una estupidez: ¿quién se atreve a meterle mano a los ricos o riquillos? Es un latrocinio en toda regla, ante el que los ciudadanos se limitan a la envidia y al jijiji.  ¿Alguien se imagina que esta desvergüenza pueda ocurrir en Alemania, Francia, Reino Unido, EEUU o cualquier país serio? Lo dicho, los políticos y hombres públicos españoles no tienen dignidad, y los españoles en general tampoco. Es más fácil y cómodo aporrear, explotar y torturar al indefenso. Miserables hombres públicos y políticos que nos someten a esta infamia de la crisis, que ellos no padecen.

 

                             ---------------------

 

Gota eclesiástica del día: Creo que tiene toda la razón el arzobispo de Valladolid, el famoso ‘un tal Blázquez’, que se muestra en contra de que la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría pronuncie el pregón de Semana Santa por estar casada civilmente.    Pero estos señores de la mitra ¿no son los mismos que, con el jefe máximo a la cabeza, casaron a una divorciada, convirtiéndola en futura Reina de España?

 

Gota fiscal catalana: ‘Un matrimonio de empresarios catalanes se declara insumiso fiscal ante España y pagarán solo a la Agencia Tributaria Catalana, por la sentencia del Estatut y por el expolio brutal, estafa continuada y alucinante trato opresor que España dispensa a Catalunya. Piden a 600.000 empresarios y autónomos catalanes que hagan lo mismo’.  ¿Es defendible esta posición, puede dar lugar a una insumisión fiscal generalizada en Catalunya?