Opinion · Puntadas sin hilo

A mí también me da asco ser español

Pero no como a Albert Pla, por supuesto. Me da asco porque el mismo día marcado de Lucha contra la pobreza, el señor Botín afirma que el dinero está entrando a espuertas en España, pero no paliar la pobreza. Me da asco porque el mismo día en que se conoce que el 40% de los andaluces viven en la miseria, el Príncipe Felipe afirma en Panamá que la economía española está encontrando su camino. Me da asco que haya personas que en el Ibex amasan fortunas superiores a los cinco mil millones de euros. Porque tenemos un Presidente del Gobierno tan obsceno que promete que no subirá más los impuestos e incluso los bajará y a continuación los sube vía Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Me da asco ese mismo Presidente que afirma que las cargas a que ha sometido a los españoles han sido repartidas con justicia. Me da asco un país con más de tres millones de pobres en pobreza severa sin que ocurra nada. Me da asco que cacareen que España es un ente mágico y los españoles sufran para vivir dignamente. Me da asco que abusen del poder que se les concedió en las urnas. Que el líder, o como se llame, de la oposición juegue con España y con su partido y posibles votantes haciendo oídos sordos a toda renovación seria. Me da asco que no se permita votar a los catalanes ni al resto de españoles en nada de lo que deseen. Me da asco el retroceso ético y moral que nos han impuesto. Me dan asco los meapilas, los corruptos, los sindicatos que se disculpan sin reconocer sus mangancias, me da asco el ministro de Justicia, y el de Educación, y la de Empleo, y la de Sanidad. Me da asco la farsa en que se ha convertido el Parlamento.

El asco supone un grado superior a que te duela España. Me dan asco las Comunidades Autónomas y el desbarajuste en que han devenido. Me da asco a toro pasado el ex presidente Zapatero, y el ex presidente Aznar, que trata de resurgir, me dan asco los obispos, el Opus Dei y su secretismo influyente, me dan asco los telediarios oficiales y oficiosos, me da asco la gresca permanente, que no la discrepancia, como nuestra seña de identidad, me da asco la España borde, que la Constitución sea inmutable y digan que no lo es por mucho que lo reclamemos, me da asco la represión municipal, que ya no se pueda cantar y tocar la guitarra en las calles, que sea delito mendigar, y, sobre todo, me da asco ser español y ver las abismales diferencias económicas y sociales que se han instaurado entre los españoles. Me dan asco los triunfalistas, los defensores de la caverna y la injusticia. Me dan asco los que se vanaglorian del orgullo de ser y sentirse españoles, me da asco que no dejemos que a alguien le dé asco ser español.

___________________________________

Gota JUICIO BÁRCENAS-COSPEDAL: ¿Usted a quién cree? ¿Condenaría ustes si no hubiera más pruebas que la palabra de uno contra el otro? ¿Tiene honor uno solo o tal vez ninguno quedando los dos por los suelos? ¿Deben ser prueba las presunciones e intuiciones? ¿Son prueba los papeles ya adverados? Esta demanda de Cospedal contra Bárcenas por considerar atacado su honor es un buen pasatiempo para el fin de semana.