Puntadas sin hilo

Estamos condenados a la derecha

Como la primavera, Ciudadanos ha venido y nadie sabe cómo ha sido. Tal vez sea que los votantes renuentes del PP tranquilizan sus conciencias votando a este sucedáneo. La izquierda, por no perder la costumbre, sigue peleándose e incluso negándose identidades. Los abstencionistas y libertarios, por su parte, continúan con sus, desgraciadamente, imposibles y exculpadores sueños, con vocación contable de ceros a la izquierda. Monedero vivió sus cinco minutos de gloria y dejó a los suyos a los pies de los caballos, del desconcierto y el desencanto. El PSOE, que a pesar de todo puede ganar con los huidos de Podemos, navega en el mar del sí pero no y se convierte en el perro del hortelano de la izquierda y de la democracia. Izquierda Unida se transforma en isla mínima, y Podemos lo centra todo en el apotegma de que los ricos paguen más como si la ubre de la vaca fuera infinita, y sin horizontes de nuevos métodos de creación de riqueza que nos saquen de la peligrosa y socorrida vuelta a la construcción y el turismo.

Estamos, pues, en manos de la derecha, inasequible al desaliento y haciéndonos comulgar con las ruedas del molino de la corrupción más grosera. Según decía Henry James, las cosas nunca son como deberían ser. De cualquier manera, bienvenida sea esta ruptura atenuada del gobierno de los dos partidos hegemónicos. Con su mayoría absoluta, el Partido Popular ha hecho literalmente lo que le ha salido de los cojones (venido en gana), y muchos de sus votantes han reculado. Votan a Ciudadanos porque no se fían, ¿con razón?, de los otros partidos. ¿Quién dijo que España era un país de izquierda?

Es de temer que nada cambie con la probable nueva amalgama PP-Ciudadanos. Ni en lo económico ni en lo social ni en los derechos individuales. Así, parece, lo querremos, y debemos aceptarlo. Derecha en clave de sol, derecha en clave de fa. Ni siquiera vale ya lo que afirmaba Galeano: "El poder, como el violín, se coge con la izquierda y se toca con la derecha". No. Se coge con la derecha y se toca con la derecha, aunque sea con una mínima cejilla. Ciudadanos, la primavera, la derecha con cejilla. Parece que a los españoles les resulta bastante. La tristeaa del conformismo y la resignación.

Rajoy goza con la victoria absoluta de la derecha en Reino Unido, apoyada en la mejoría de los genéricos datos económicos. Ignora que en Reino Unido apenas existe corrupción, - y la poca que pueda haber la fulminan con dimisiones y sin excusas - , que el líder conservador Cameron sometió a referéndum la independencia de Escocia, igualito que Rajoy con Catalunya, y se ha comprometido a otro sobre la salida o no de Reino Unido de la Unión Europea, igualito también que Rajoy.

Aguirre ganará porque Madrid es una ciudad pequeña - rodeada de municipios más abiertos - habitada por personas de edad, conservadoras y refractarias a todo cambio que solo ven a través de que no les toquen sus pensiones que consideran suficientes, y se produce el fenómeno inédito de que vaya a ser alcaldesa alguien que quebrantó las normas de circulación.

Pero el gran problema de la democracia española reside en la falta de confianza de los ciudadanos en sus políticos de los que reniegan y soportan como mal irremediable. ¿Puede funcionar un sistema que no confía en sus políticos, que a su vez ven a los ciudadanos como mercancía?

No se vota con la razón, sino con lo que se siente, es decir, con lo que se es.

De todos modos, y aunque Podemos ya no se sabe si es carne o pescado, izquierda radical y transformadora o socialdemocracia auténtica y creíble, tal vez sea la mejor opción: es la única posibilidad-probabilidad de que la desigualdad y la pobreza, la gran vergüenza nacional, disminuyan en España. ¿Algún otro partido lo hará?

________________________________

Gotas DINERARIAS:

- Presupuesto para elecciones 24 mayo: PP 20,5 millones. PSOE 7,8 millones. Ciudadanos: 2 millones. Podemos; 1,2 millones. Todos con créditos bancarios, excepto Podemos.

- RTVE, en manos del PP.

- El Gobierno ha abierto en víspera de la campaña electoral el concurso para la adjudicación de seis nueva emisoras de televisión en TDT, a la que concurren Telecinco, Atresmedia, 13tv de la Conferencia Episcopal, y el Grupo Prisa de El País.

_____________________