Asuntos & cuestiones

El triunfo de los valores II

Los valores de la derecha son muy elásticos. Incluyen el patriotismo, el honor, y la defensa de la familia. También son los valores fundamentales del señor Berlusconi, y de los que le votan. ¡Olé!
Yo siempre había pensado que mi familia no encajaba bien en el esquema tradicional, pero viendo cómo se comportan los que se dicen defensores y garantes de esa sacrosanta institución, me quedo bastante tranquilo.

No me imagino a Zapatero usando aviones oficiales para celebrar fiestas con chavalillas aspirantes a azafatas de televisión, bañándose en pelotas con lo más granado de la clase empresarial y política, sin que un tsunami le barriera a él y a los suyos por los siglos de los siglos. ¿Qué diría la Iglesia? ¿Qué, los sensibles diputados de la derecha española que se echan a la calle para protestar por la ley del aborto y la asignatura de Educación para la Ciudadanía, tan celosos del gasto público? Habitan en la mentira y la hipocresía.
En una recepción que dio recientemente Il Cavalieri, el 80 por ciento de los invitados se presentó con su hija adolescente en lugar de su mujer. A estos honrados padres de familia, próceres de la patria y defensores del orden y la religión, les parece estupendo que su hija se haga unos anchos de piscina buceando con tal de ganar los favores de su líder. Aznar, que presumía de su amistad cuando fue el invitado estrella en la boda de su hija, también calla. Son cosas de la vida privada.
¿Les hablará Papi Berlusconi a estas chicas de lo nocivos que son el preservativo y la pastilla del día después? ¿Será partidario del aborto, o más bien de que parezca un accidente?