Bulocracia

La fachada de Blas de Lezo

Blas de Lezo y Olavarrieta está considerado uno de los mejores estrategas de la Armada Española. Participó en docenas de batallas, aunque es conocido especialmente por su defensa de Cartagena de Indias durante el asedio inglés de 1741, cuando el almirante Vernon estaba tan convencido de la toma de la plaza española que incluso se llegó a acuñar moneda para celebrar una victoria que nunca se produjo. Blas de Lezo, nacido en Pasajes (Guipúzcoa) el 3 de febrero de 1689, murió en Cartagena de Indias el 7 de septiembre de 1742, no sin antes haber perdido un ojo, una pierna y un brazo -le llamaban Mediohombre- defendiendo los intereses del Imperio Español, del que era devoto.

Lezo es un héroe patrio. Hay más, pero el guipuzcoano gusta como ninguno y 'parece más héroe' después de que la ultraderecha actual se enterara de la existencia de este personaje histórico y se apropiara de su figura como ejemplo a seguir. Tanto lo han hecho suyo que hasta le han atribuido en las redes sociales un episodio previo y detonante del asedio de Cartagena de Indias, el de la oreja de Jenkins, y la célebre frase que deparó: "Ve y di a tu rey que lo mismo haré si a lo mismo se atreve".

Eso no lo dijo Blas de Lezo, sino el capitán Juan León Fandiño, héroe español menos venerado. Tras apresar con el guardacostas La Isabela el navío Rebecca, el barco de Robert Jenkins, Fandiño ató al inglés al mástil y de un espadazo le cortó una oreja que el propio Jenkins llevó luego a su rey. El incidente supuso que Inglaterra le declarara la guerra a España el 23 de octubre de 1739, la Guerra del Asiento o Guerra de la Oreja de Jenkins para los británicos. El asedio de Cartagena se produjo dos años después mientras que la guerra se prolongó hasta 1748. La frase que sí se le atribuye a Lezo es "Todo buen español debería mear siempre mirando hacia Inglaterra".

Imagen

En todo caso, Blas de Lezo entusiasma y sirve de inspiración hoy en día a montones de patriotas y patrioteros que, en buen número, le idolatran de oídas. Ahora comparten en sus foros una presunta imagen de Piccadilly Circus, en Londres, en la que figuraría en la fachada de un edificio un retrato de Lezo con esta frase en inglés: "Our Halloween free walking tours will scare you than Blas de Lezo". O lo que es lo mismo: "Nuestros recorridos a pie gratuitos de Halloween te asustarán más que Blas de Lezo".

Esto ha deparado que se comparta la foto en redes sociales con comentarios como "Golazo de GuruWalk en Picadilly Circus: "Nuestros free tours de Halloween os van a dar más miedo que Blas de Lezo"". Y esta frase, a su vez, ha propiciado otras como "Que se jodan los ingleses", "un vasco de los de verdad y no la chusma de Bildu" o "Viva Blas de Lezo, Viva España".

Todo este ruido en torno a la presunta fachada adornada en Piccadilly Circus ha supuesto un verdadero éxito y no para quienes comentan, que en su mayoría no saben mucho de Blas de Lezo más allá de que fue un destacado militar español. Quien ha disfrutado de verdad esta campaña es la firma que se cita en ese comentario de Facebook: GuruWalk.

A finales de octubre, esta empresa valenciana con solo cuatro años de vida, especializada en tours turísticos, volvió a centrar su marketing en una campaña virtual de Internet. Jamás ha existido esa fachada de Blas de Lezo en Londres, como tampoco hubo una en Madrid el pasado mes de marzo que rezaba: "Conoce Madrid. Que no te lo cuenten los Franceses".

Se trata en ambos casos de imágenes alteradas por ordenador que han hecho posible que la empresa levantina consiga otra vez su objetivo, que no era otro que alcanzar notoriedad y que su acción se viralizara, aunque muchos piensen que todo es real.

Esta campaña virtual con Blas de Lezo como protagonista se ha hecho viral y ha logrado así lo que pretendía, como antes ocurrió con otras acciones, siempre provocativas, de GuruWalk. Pero es que con Blas de Lezo era más fácil, porque desde hace unos años encandila.

"Blas de Lezo", el barco del 'enemigo'

Al margen de esta campaña de marketing que ha colocado a Blas de Lezo en Piccadilly Circus desde un ordenador, otro ejemplo de que el almirante lleva unos años más presente que nunca lo vivimos a finales de marzo de 2016. Por entonces, una campaña muy distinta anunciaba en Gran Bretaña lo siguiente:

"El nuevo buque de investigación polar del Consejo de Investigación del Medio Ambiente (NERC) será el mayor y más avanzado barco de investigación del Reino Unido. Para celebrar la botadura de la nave, hemos lanzado la campaña #NameOurShip. De momento lo llamamos NPRV, ¡que no es muy atractivo! Así que les invitamos a sugerir un nombre".

Y lo que ocurrió es que la campaña arrasó en Forocoches, donde se propuso en masa el nombre de Blas de Lezo para el nuevo barco británico, justificando la idea con frases como "fue uno de los mejores marinos del mundo y contribuyó a la investigación submarina británica".

Algunos no estaban del todo de acuerdo pero aceptaron de buen grado el nombre de Blas de Lezo: "Hubiera preferido que el troleo fuese que su buque se llamase Piratas, o algo así, en honor a su insigne tradición de piratería". Un troleo que no pasó desapercibido, en todo caso, ni en España ni en el Reino Unido.

Por cierto, el barco acabó llamándose Sir David Attenborough, como homenaje al televisivo científico y naturalista británico, que actualmente tiene 95 años. El NERC señaló inicialmente que tendrían la última palabra y el nombre más votado no sería necesariamente el elegido. Y así fue, el más votado fue Boaty McBoatface, que acaparó 124.109 votos. Un presentador de la BBC, James Hand, sugirió ese nombre inspirándose en Hooty McOwlface, un búho popular en Internet que al final 'solo' prestó su nombre a uno de los sumergibles de Attenborough.

El nuevo buque del Reino Unido no lució el nombre de Blas de Lezo, lógicamente. Los organizadores optaron por eliminar esa opción de la lista de nombres propuestos. Pero, ojo, cuando lo hicieron la propuesta "Blas de Lezo" sumaba ya más de 38.000 votos.