11 de abril

Imprudencia muy real
¿Cabe mayor irresponsabilidad que poner una escopeta cargada en manos de un niño de trece años, edad en que obviamente, por sentido común y por ley, no debe usarla?  Así se acaba de demostrar, por desgracia, al disparársele y herirse en un pie al nieto mayor del Rey, Froilán. Imprudencia agravada, si cabe, por el precedente familiar, la muerte de su tío abuelo por otro disparo accidental. La justa y creciente alarma social, ante la impunidad de ciertos personajes, que mayestáticas declaraciones de que “la Justicia es igual para todos” no hace sino exasperar por la evidencia de lo contrario, exige que los jueces intervengan ya y depuren clara e imparcialmente las responsabilidades en este lamentable accidente.
Diego Mas Mas
Madrid

Se repite la historia con Froilán
Froilán Marichalar, el nieto mayor de Juan Carlos I y 5º en el puesto de sucesión al trono, ha padecido, en una finca de Soria, un accidente de caza con 13 años con una escopeta de perdigones. Primero dijeron que fue su padre y ahora han rectificado que ha sido él. Su abuelo, en Estoril, Portugal, mató a su hermano pequeño Alfonso de un tiro de revólver. Las armas han de estar en un armero, cerradas bajo llave con la munición y las herramientas para su mantenimiento. Las armas no han de ser usadas por los niños a menos que haya un adulto que tenga permiso para poder usarlas.
Ramón Massagué Arribas
Barcelona

Golpe de Estado a las Autonomías
Para bien o para mal, las elecciones andaluzas del 25 de marzo, han supuesto el fin del paseo militar electoral del PP y mucho me temo, que ni los eslóganes, ni la presión mediática afín cambie la tendencia y como si de una revancha se tratara, el ministro Montoro advierte que el Estado intervendrá a las autonomías que incumplan el déficit, en clara alusión a las que no controla, pero sin aludir a las que ya se han pasado tres pueblos como la valenciana, por ejemplo. En otro alarde de medidas, anuncia un catálogo de servicios públicos esenciales, un eufemismo que a buen seguro supondrá la muerte del estado del bienestar y en lo concerniente a la sanidad, la vuelta a la beneficencia. Sr. Montoro; la ecuación, si no hay dinero, se elimina la partida, no es la solución de un Ministro de Hacienda, salvando las distancias, es el dilema del final de mes de cualquier ama de casa, o sea,  que tanta simpleza de argumentos me induce a pensar que en su ánimo y en el de su partido hay algo inconfesable. Esperemos acontecimientos, que seguro los habrá.
Francisco Javier España Moscoso
Madrid

Donde dije, digo…
Si hacen falta recortes, háganse. Pero explíquense. Los ciudadanos, en democracia, tenemos derecho a que nos explique el Gobierno las medidas que toma y porqué las toma. No basta con decir que el Gobierno prepara nuevos recortes en Sanidad y Educación por valor de 10.000 millones de euros. El ministro de economía anuncia nuevas medidas económicas en medios de comunicación de Alemania. Después esas mismas medidas las matiza en una emisora de radio en España. A continuación el vicesecretario general del Partido Popular advierte de que son opiniones personales de Luis de Guindos. Y a continuación el gobierno saca una nota de prensa anunciando un nuevo recorte de 10.000 millones en Educación y Sanidad. Adivinanza: ¿Qué hubiese dicho el Sr. Rajoy, desde la oposición si esto lo hubiera hecho el Gobierno Zapatero? No hubiera sido mucho más respetuoso que el presidente del Gobierno hubiese comparecido inmediatamente explicando, y respondiendo a preguntas, un recorte de tal tamaño y consecuencias.
Julio García-Casarrubios Sainz
Madrid