Posibilidad de un nido

VOX está armado, que lo sepas

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, disparando en una base militar en Murcia.
El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, disparando en una base militar en Murcia.

El 6 de mayo de 2017, el presidente VOX, Santiago Abascal, declaró que iba armado. Era una de las primeras entrevistas en profundidad al líder del partido ultraderechista, y no perdió el tiempo con tonterías. "Voy siempre armado con una Smith & Wesson. Al principio para proteger a mi padre de ETA; ahora, a mis hijos", declaró en El Español.

Dado que ETA había desaparecido, ¿de qué protegía a sus hijos? Y lo que es más importante, ¿por qué cree que se necesita una pistola para hacerlo? Y más aún: ¿Considera, por lo tanto, que todo padre debe ir armado si desea "proteger" a sus hijos?

Ahora, el ministerio de Defensa anda investigando qué hacía el secretario general de VOX, Javier Ortega Smith disparando un fusil del Ejército. Las imágenes se conocen porque se han difundido a través de un vídeo grabado el pasado 29 de enero en la Brigada Paracaidista de Jabalí Nuevo, en Alcantarilla (Murcia). El arma que maneja Ortega Smith es un HK G36 de calibre 5,56 milímetros, el fusil de asalto de las Fuerzas Armadas.

En teoría, el acto protagonizado por el ultraderechista está prohibido, pese a lo cual él no solo se solaza, sino que declara: "Este es un hijo de puta del Daesh que había que cargárselo". Ahí es nada.

La guinda la puso este martes día 4 el portavoz del partido de extrema derecha, Iván Espinosa de los Monteros: "Dio en la diana casi todas, creo que lo hizo muy bien".

La cuestión de fondo, sin embargo, no reside en si está permitido o no que Ortega Smith dispare un fusil de guerra, pese a la importancia del asunto. La cuestión es que tú sabes que lo hace.

¿De qué se trata? Precisamente de eso, de que tú sepas que el secretario general de VOX no sólo sabe disparar un HK G36 de las Fuerzas Armadas, sino que puede hacerlo. O sea, de lo mismo que trataba lo de la Smith & Wesson de Abascal, de que tú sepas que va armado y que, llegado el momento, no sólo sabrá usarla, sino que está dispuesto a hacerlo. Todo lo cual le parce muy bien al portavoz del partido, Espinosa de los Monteros.

O sea, que VOX es un partido cuyos líderes presumen de manejar armas. Podrían haber aparecido en los medios con un libro y demostrar que leen; o frente a un ordenador, y demostrar que trabajan. Pero no, en sus imágenes y declaraciones públicas aparecen con armas. ¿Para qué? Para que te enteres.

Santiago Abascal, tras participan en 2018 en la prueba atlética 101 kilómetros que organiza la Legión.
Santiago Abascal, tras participan en 2018 en la prueba atlética 101 kilómetros que organiza la Legión.

Se trata de la muestra más explícita y radical de violencia, de fomento de la violencia. Y además se trata de una advertencia a la población. Los líderes políticos promueven ciertos valores, de eso se trata, algunos la defensa de la propiedad privada y la fe católica, otros la justicia social, los de más allá la autodeterminación, etc. Dichos valores se difunden para que la población sepa hacia dónde irán las medidas que adopten cuando lleguen al poder, en caso de que tal cosa suceda. Por lo tanto, aquellos ciudadanos y ciudadanas que les apoyan lo hacen porque respaldan las causas que esas formaciones defienden.

VOX defiende el uso de las armas, y todo esto no lo digo yo. Lo dicen y lo muestran ellos, más concretamente sus principales representantes. Pero esta no es una propuesta cualquiera, sino que encierra además una advertencia al resto de la ciudadanía. La función de las armas es matar, amenazar y amedrentar. Eso y no otra cosa hace la ultraderecha española que ocupa 52 escaños en el Congreso de los diputados.

Y ¿para qué lo hacen? Para que lo sepas.