Posibilidad de un nido

Un gobierno macho de la crisis

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, el diputado de ERC, Gabriel Rufián, y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, entre otros, durante un pleno en el Congreso de los Diputados en Madrid para debatir la prórroga del estado de alarma. E.P./Pool
El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, el diputado de ERC, Gabriel Rufián, y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, entre otros, durante un pleno en el Congreso de los Diputados en Madrid para debatir la prórroga del estado de alarma. E.P./Pool
25 MARZO 2020
(Foto de ARCHIVO)
25/3/2020

Dado que seguimos teniendo mucho tiempo y a algunos se les están acabando las series que les mantienen despiertos, propongo un juego sencillo. También se puede jugar en familia. Aviso a padres y madres que pueden ser los menores quienes les ganen.

Allá va.

He aquí 10 noticias aparecidas en los últimos cuatro días. El juego consiste en descubrir qué tienen en común todas ellas, más allá de que son recientes y se refieren a la crisis del COVID19:

  1. El vicepresidente Pablo Iglesias ha defendido una "tasa de reconstrucción" tras la emergencia del coronavirus.
  2. El diputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto, ha llamado "payaso" a Pablo Iglesias.
  3. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, han anunciado los territorios que pasan a la fase 1.
  4. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido al Gobierno que rectifique.
  5. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido al Gobierno que rectifique.
  6. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha gastado casi un millón de euros en mascarillas promocionando la Xunta.
  7. El lehendakari Íñigo Urkullu ha decidido que en Euskadi se comienza con la fase 0,5.
  8. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha negado públicamente que el Gobierno haya contado con las comunidades.
  9. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha comunicado al Gobierno que "no se dan las circunstancias" para la fase 1.
  10. José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha vuelto a comparecer en rueda de prensa junto a Illa.

PREGUNTA: ¿Qué tienen en común todas estas noticias?

SOLUCIÓN: Todas están protagonizadas por hombres.

Ya, parece que vuelve la feminazi a dar importancia a algo tan nimio cuando de lo que se trata es "de salvar vidas". Sin embargo, no me parece nimia en absoluto la desaparición de las mujeres en la primera línea política. Hasta el punto de que he llegado a echar de menos a Cayetana Álvarez de Toledo. ¿Dónde está la marquesa de los populares? ¿Dónde está Irene Montero? ¿Dónde Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, que tanta falta hace en estos momentos? ¿Dónde se esconde Adriana Lastra? ¿Dónde, incluso, Rocío Monasterio?

Cuando este pasado domingo 10 de mayo vi aparecer a la Isabel Díaz Ayuso virgen y mártir en la portada del diario El Mundo, más allá de no hacerme ninguna gracia ella, ni las chanzas al respecto, ni el periodismo que estamos sufriendo, caí en la cuenta de qué pocas mujeres estaban protagonizando la política desde que se decretó el estado de emergencia. En los últimos días, básicamente una: Isabel Díaz Ayuso… y por lo suyo.

Aquella imagen de los primeros días con Pedro Sánchez, Fernando Simón y algunos miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en fila ya daba el tamaño del desastre. Después vino la desalentadora foto de Sánchez en sus vídeoreuniones con los presidentes y presidentas de las Comunidades Autónomas. Probablemente muchas ciudadanas y ciudadanos ignoran que la presidenta del Gobierno de La Rioja se llama Concha Andreu. O que la presidenta del Gobierno de Navarra es María Chivite. Porque además de la inefable Díaz Ayuso, solo hay otras tres mujeres al frente de un gobierno autonómico. Las citadas y Francina Armengol, en Baleares. Cuatro de 17. Y la única que sigue como referente es la esperpéntica madrileña.

Esto no es ninguna idiotez. Se trata de la construcción de referentes y de lo simbólico. Una crisis del tamaño de la actual, y su gestión, genera referentes que permanecen en la memoria colectiva y crean modelos de actuación. Si, por ejemplo, la vicepresidenta Ribera o la ministra Isabel Celaá hubieran tenido un papel destacado en el manejo de la pandemia, se convertirían en símbolos de gestión, como lo son Pedro Simón, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias o, pongamos por caso, Ximo Puig (o Torra, Feijóo, Urkullu… en sus correspondientes territorios). Se me podría alegar que resulta que quienes ostentan los cargos son hombres. Efectivamente, ese es un problema mayúsculo. Como el hecho de que presumamos de Gobierno paritario y después, una vez transferidas las competencias, van a caer a Gobiernos prácticamente todos ellos liderados por hombres.

El pasado 25 de abril, el periódico británico The Guardian se hacía una pregunta que ha ido coleando: ¿Las mujeres líderes tienen más éxito en la gestión de la crisis del coronavirus? Teniendo en cuenta que, de 193 países, sólo 10 están gobernados por mujeres, la pregunta tiene trampa, y su respuesta poca validez. Y sin embargo sí puede servirnos para locacalizar a las mujeres que "mandan" en nuestro país y ver qué tal. Descendamos en la escala de mando en el Gobierno, donde sí cuadran las cifras en cuanto a género y paridad se refiere.

Más allá de que la inmensa mayoría de los gobernantes autonómicos son hombres, no sucede lo mismo con los ministerios o las portavocías de los diferentes partidos. Se trata de elegir. ¿Tiene más importancia el transporte (negociado de Ábalos) que la transición ecológica (de Teresa Ribera)? ¿No es la Educación de nuestros hijos y nuestras hijas, la docencia y los colegios uno de los asuntos más urgentes, cuestión de Estado? ¿Dónde está Isabel Celaá? ¿No tienen acaso relevancia, precisamente más que nunca, los asuntos de Industria, Comercio y Turismo? ¿Han vistos ustedes a Reyes Maroto?  ¿Ha desaparecido como por arte de birlibirloque la violencia machista? ¿Dónde esconden a Irene Montero? ¿No son ahora más importantes que nunca las relaciones con la Unión Europea? ¿Dónde está pues María Aránzazu González Laya?

La cuestión es a quién eliges para gestionar, qué cara le pones a la comunicación y a las soluciones. A quién retratas como responsable, a quién trabajando. O sea, por qué se elige dar protagonismo a Ábalos y no a Teresa Ribera o a Reyes Maroto. Porque se trata de una elección, y como tal, no es inocente. Ninguna elección lo es. Y lo cierto es que las mujeres de nuestro tan paritario Gobierno se han difuminado en esta crisis hasta prácticamente desaparecer.

Cuando acabe todo esto, no recordaremos cómo la ministra de Educación tomó las riendas, día a día, semana a semana, para solucionar el caos de los colegios online, o sea cómo trabajó. Es un ejemplo. Tampoco recordaremos a la ministra de Industria, Comercio y Turismo reuniéndose sin descanso con las empresas y los sectores afectados, o sea trabajando. No recordaremos a la ministra de Igualdad organizando redes de apoyo y campañas de protección a las mujeres confinadas con sus criminales, o sea trabajando. Recordaremos a un puñado de señores delante de un micrófono, y a Fernando Simón. Y no se trata de que todas las ministras citadas no estén trabajando, qué idiotez. Por supuesto que ellas y sus equipos lo hacen. Se trata de que no aparecen. De que alguien ha decidido que la "comunicación" y por lo tanto el protagonismo de la "gestión" sea de otros. Hombres todos.

Cuando acabe todo esto, pasará el tiempo y recordaremos también, claro está, el papel de una mujer: Isabel Díaz Ayuso, en su calidad de ignorante pública.

Afortunadamente, nos queda Yolanda Díaz. Crucemos los dedos para que no desaparezca también.