Posibilidad de un nido

¿Una reina bribona?

Sesión apertura IX legislatura de las Cortes Generales, abril 2008.- José Oliva/EUROPA PRESS

Parece ser, según las últimas informaciones, que el rey Juan Carlos usaba una fundación offshore, o sea en el extranjero, para ir pagándole periódicamente un dinerito a la reina Sofía. ¿Cuánto dinerito? Pues es de suponer que no poco, porque el tipo no se anda con chiquitas en cuestiones de pasta. No lo digo yo, sino que lo sabe toda la población española gracias a los papeles que han ido saliendo sobre sus cuentas en paraísos fiscales. ¿Cuántos paraísos fiscales? Pues eso tampoco se sabe todavía, porque cada vez que aparece el nombre de Juan Carlos le sale un paraíso. ¿Desde hace cuánto tiempo lleva pagándole el dinerito a la reina Sofía? Parece que alrededor de dos décadas.

Durante ese tiempo, Juan Carlos mantenía una o quién sabe si varias relaciones extramatrimoniales de las cuales al menos una era tan extra que podríamos incluso llamarla matrimonial, hasta el punto de que el rey se llegó a plantear divorciarse de Sofía.

Hasta aquí la basurita de hoy. Quién sabe cuál será la de mañana. Sin embargo, sí hay algo especialmente interesante en esta basurita que acabamos de conocer: la familia.

Hasta el momento se nos había dado a entender que el rey Juan Carlos I era un vividor por libre, un truhan sin raíces que se lo gastaba todo con su mujer Corinna, sus amigotes de otras tierras, sus cazas y sus camas. De dicha teoría procede esa insufrible matraca de que "los asuntos de Juan Carlos no afectan al actual rey Felipe VI". Pero está claro que sí le afectan. De primero de afectar: Juan Carlos y Sofía son, además de reyes ellos mismos, los padres del actual rey de España y Jefe del Estado español.


Echemos cuentas. Felipe empezó su reinado en junio de 2014. Por entonces, y según las últimas informaciones, su padre llevaba ya algún tiempo pasándole a su madre el dinerito de marras. ¿A cambio de qué? Cada uno teja sus suposiciones. ¿Para qué? Pues por lo visto para que fuera rica. ¿Por qué? Porque no iban a vivir de la asignación del Estado, por supuesto. Queda en este punto pendiente una respuesta obvia: ¿por qué le pagamos dinero a una familia tan riquísima, con tantos supuestos delitos a su espalda? En más, delitos aparte, ¿por qué le pagamos a esa familia un dinero de todos que usan para convertirlo en basurita?

Pero, en fin, a lo nuestro. Felipe VI, siendo solo hijo de su padre y su madre, o sea no siendo aún rey, formaba parte de una familia con tejemanejes en paraísos fiscales, testaferros y supuestos tráficos varios de supuestas influencias. Con la particularidad de que su padre era el Jefe del Estado español y su madre, la reina. Es decir, dándole la vuelta, que Juan Carlos era el padre de Felipe, y Sofía, su madre. Según los últimos datos, ya no solo teníamos un bribón sino también una supuesta bribona.

Caben dos posibilidades. Posibilidad A: que el Felipe VI no se enterara de nada de lo que pasaba en su familia, de por qué tenían tantísimo dinero y testaferros en el extranjero etc; y posibilidad B: que Felipe sí lo supiera y le pareciera normal. Las dos dejan al actual Jefe del Estado español en muy mal lugar. La posibilidad A, porque evidenciaría la falta de atención, pericia e incluso luces del rey Felipe. La posibilidad B, porque demostraría la más que probable teoría de que participaba y participa, de una forma u otra, de todo este basural.


El hecho de que el hijo rey apartara al padre rey de todo derecho en su casa y su gobierno deja claro que, en el dudosísimo caso de que en su día no supiera de las actividades de su progenitor, ahora sí sabe. Y si lo sabe, ¿por qué no da alguna explicación pública? ¿Por qué no se le exige? Sencillamente porque el PSOE se niega a que lo haga.

Con la aparición de su madre, la reina Sofía, en el reparto del pastel, empiezan a quedarle muy pocas posibilidades a Felipe VI de salir airoso, haga lo que haga. La situación del PSOE tampoco es mejor. Es incluso peor, ya que el partido representa a varios millones de españolas y españoles que tienen derecho a una explicación de las basuritas. No en vano se trata de nuestro dinero y del gobierno de nuestro país. El PSOE se niega a que se investiguen las fechorías de Juan Carlos y es de suponer que de lo de Sofía ni hablamos.

Tenemos un rey en este momento perteneciente a una familia de supuestos bribones y supuestas bribonas. Ya no se trata de un padre díscolo, sino de una familia entera. Muy supuestamente todo, entiéndaseme. Alguien tendría que empezar a decir algo, porque la basurita huele mal y acaba convirtiéndose en basura y la basura se pudre. Por ejemplo, el PSOE.


Por si faltaba algún indicio más, el portavoz parlamentario de VOX, Iván Espinosa de los Monteros, ha salido a ensalzar la figura de la reina Sofía, añadiendo esa frase de que "serán los tribunales los que lo aclaren".

Blanco y en botella: supuestamente, leche.