Posibilidad de un nido

Nos andaba haciendo falta, loba

Shakira en el videoclip de la canción junto a Bizarrap

Pues parece que Shakira ha escrito un himno, qué rico. Es más, lo ha hecho tan bien que ya lleva millones de visitas en un puñado de horas. Y no, todas esas reproducciones no son porque la canción sea mucho mejor que las anteriores en las que también le daba estopa a su ex, el jugador Gerard Piqué. Es porque habla claro, clarísimo, y por lo que parece nos andaba haciendo falta. En el fondo, no creo que nadie dude de que es mucho más complicado tratar con una mujer madura, artista, madre, estupenda e independiente que con una veinteañera. No sé a qué viene tanto escándalo con eso. El asunto era gritarlo al viento, en lugar de en salones y barras de bar.

Los ofendiditos de turno y las mojigatas opinan que es de "poca clase" o "poco feminista" aludir a la nueva novia del tipo. ¿Por qué? A mí lo único que me parece poco feminista, además de una idiotez de toda la vida, es callarse. Ahí duele, queridas, queridos. Cuando un hombre ataca a una mujer, de la manera que sea, se considera agresión siempre y cuando ella no le responda, no se defienda, o sea quede sufriente. Ay, si se atreve a contestar. Pero hete aquí que las cosas han cambiado y ya empezamos a no poner la otra mejilla. Por eso sabe tan rica la canción de Shakira. Porque lo hace a lo grande.

Seguramente somos muchas las que hemos empezado a responder explícita y contundentemente a las situaciones de dolor vividas. La diferencia es que la cantante tiene los medios y el arte para hacerlo a lo bestia. En cuanto al tono, me parece ideal. No dice que le clavaría un puñal, no dice que lo enterraría a no sé cuántos metros bajo tierra, no dice que tenía la lengua muy larga y la falda muy corta etcétera. Sencillamente lo deja en evidencia situándose por encima de todo lo que ha vivido. Una loba como yo no está pa' novatos./ Una loba como yo no está pa' tipos como tú./ Pa' tipos como tú./ A ti te quedé grande y por eso estás/ con una igualita que tú.

Y añade un par de cositas más que también han gustado, por lo que voy leyendo. 


Dice: Te creíste que me heriste y me volviste más dura./ Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan. Sí señora. Una "buena descripción del empoderamiento", dicen. A mí me parece más la mejor descripción de las armas que han perdido los hombres a los que eso se les pasa por alto. Se les olvida que somos autónomas sencillamente porque no lo sabían, porque no era costumbre. No solo se trata de no sufrir calladita entre lágrimas, sino de contar con la herramienta de la sorpresa. No creo que Piqué ni sus alrededores creyeran a Shakira capaz de decirlo tan alto y claro. Ahí está su mayor debilidad, y ahí también la fuerza que transmite la canción, eso que engancha. Imagino a miles y miles de mujeres cantándolo en voz alta hoy con la sonrisa en la boca.

Y por fin, ¡por fin!, lo económico: Me dejaste de vecina a la suegra,/ con la prensa en la puerta y la deuda en Hacienda. Desde aquí mando el mayor de mis agradecimientos a la artista por hablar en nombre de todas las mujeres a las que nos han dejado con las cuentas pendientes, los hijos al aire, agujeros en las cuentas y tribunales mordiéndonos los tobillos. 

En fin, lo dicho, que Shakira ha publicado un himno. Y los himnos se convierten en tales porque cuentan lo que andaba haciendo mucha falta.