Opinion · Posos de anarquía

Más HelpMePlease, por favor

Desde estas líneas no sólo trato de denunciar y arremeter contra quienes se lucran con nuestra miseria, quienes confunden derechos y libertades con limosna, contra quienes viven por encima de nuestras posibilidades. Más importante aún si cabe que eso, es otra arista de estos Posos de Anarquía que se nutre de todas esas personas luchadoras que no siempre ocupan las primeras planas y que están llamadas a cambiar el mundo. Ayer tuve el honor de participar en la apertura de las jornadas de HelpMePlease en Granada, una iniciativa socio-cultural que este año lucha contra la trata de personas.

Si el año pasado, sin contar la fila cero, lograron recaudar más de 7.000 euros para Proactiva Open Arms, este año todo lo que se recaude en este festival benéfico irá para la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAM), que está realizando una trabajo de excepción allá donde la Administración Pública no llega -porque no quiere llegar-. Dotar a un Plan Integral contra la Trata 2015-2018 con 104 millones, esto es y como denuncia la activista Mabel Lozano en El Proxeneta, la misma cantidad que los prostíbulos de España gastan en un año para promover sus fiestas de barra libre de sexo y alcohol para nuestros jóvenes, es no querer llegar. Así, sin más.

Y entonces, llegan un grupo de personas maravillosas en una ciudad como Granada, capaz de concentrar lo más rancio, caduco y anquilosado junto a un motor cultural vivo, solidario, con hambre de justicia social, y alumbra HelpMePlease. Se trata de una Asociación Cultural en la que se suman muchos esfuerzos interesadamente -digan lo que digan, nadie hace nada desinteresadamente-. ¿Qué interés? El de aportar todo su trabajo, su ilusión con dos únicas recompensas: que todo el dinero que se recaude vaya a parar a APRAM para que continúe con su encomiable labor y contribuir a la concienciación de que es imprescindible luchar contra la trata de personas y, para ello, donde más hay que atacar es en el lado de la demanda.

El mundo del periodismo también ha tenido cabida en estas jornadas en cuya jornada inaugural hubo una mesa redonda de alto nivel con catedráticas, juristas y miembros de asociaciones que se baten el cobre todos los días combatiendo la lacra de la trata de seres humanos. A diferencia de esas compañeras, yo no aporté lo que pude en el marco de mis competencias, sino de mis incompentencias, porque como ya referí en un reciente artículo, el periodismo ni lo ha hecho ni lo está haciendo bien en este asunto. Saquemos a los puteros a las primeras planas en lugar de dar un papel activo a las mujeres que en realidad son víctimas, hagamos seguimiento de los casos de desarticulación de mafias de trata de personas -comprobaremos cómo entre 2012 y 2016 sólo ha habido 46 sentencias condenatorias-, desenmascaremos el lobby que tienen montado el mundo proxeneta con Ayuntamientos y demás instituciones públicas para campar tan impunemente…

Gracias, gracias, gracias… a HelpMePlease y todo lo que representa, a todas esas personas que hay detrás y que, para mí, son la verdadera patria que otros recubren con un trapo rojo y gualda. Ellas, todas ellas, vengan de donde vengan, son mi patria, porque juntas, unidas, con su poder de convocatoria y el caudal de ilusión y trabajo que se vive estos días en Granada, serán las que cambien el mundo. No se pierdan HelpMePlease.

No es la única iniciativa, lean, compartan y firmen, por ejemplo, el manifiesto La Paz de las Mujeres, de la recientemente creada Plataforma catalana por el derecho a no ser prostituidas, que cuenta con figuras como la directora de cine Iciar Bollain, la filósofa Victoria Camps, el catedrático Joan Botella o el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo. Cada apoyo, suma.