Opinion · Posos de anarquía

La división en un único territorio llamado España

Como dice el politólogo Antón Losada, a diferencia de lo que hace la izquierda, la derecha española no se fragmenta, se despliega… y hoy converge en la Plaza de Colón de Madrid. Quien acuda a esa plaza hoy, la única unidad que realmente estará reclamando será la territorial de España, porque todos los partidos que impulsan el acto buscan la división social, económica y cultural de quienes habitamos el país.

¿Qué tienen en común PP, Ciudadanos, Vox, Falange Española y Hogar Social (que aún no es partido, pero tiene pretensiones? Que comparten cuna. Nacieron del mismo lugar y se han ido desplegando poco a poco pero, como si fuera bolitas de mercurio, terminarán por fundirse de nuevo. El acto de hoy en Colón es una prueba de ello.

Tapando con una gigantesca bandera nacional sus verdaderos intereses y cacareando constantemente su discurso de la unidad de España ocultan, en realidad, sus verdaderos intereses. Ellos son los partidos que apuestan porque en España haya ricos y pobres, votando en contra del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 900 euros.

Ellos son los que al tiempo que piden la unidad territorial de España, quieren separar a niños y niñas en las escuelas, niegan la ayuda humanitaria a quienes la solicitan y ansían expulsarlos del país… Son los partidos de la venta de lo público, los que nos quieren dividir dejando una Sanidad y una Educación precaria a quienes no tenemos suficiente dinero para pagarnos la opción privada.

Estos son los partidos que dejan indefensas a las mujeres antes el terrorismo machista, quienes a los que menos tenemos nos hacen pagar proporcionalmente muchos más impuestos que a los más ricos, los que dejan a la clase obrera sin instrumentos para luchar por sus derechos (convenios, derecho a huelga…). Ellos y sólo ellos son quienes, de no haber sido por la izquierda, nos habrían abocado a un país sin divorcios, sin aborto, sin matrimonio entre parejas del mismo sexo o sin posibilidad de adopción por parejas homosexuales…

Eso sí, todas esas tropelías, todas esas divisiones entre ricos y pobres, entre quienes siguen su catecismo y quienes no, dentro de un mismo país, de una España grande, libre y una. Eso es lo que apoyarán hoy todas las personas que acudan a Colón. No lo olviden.