Opinion · Posos de anarquía

El victimismo de Ciudadanos levantado sobre la mentira

Pagazaurtundúa | EFE

El primer fin de semana de campaña retrata a la perfección el nivel político que existe en España. Se ha mentido y se ha bajado al barro. Con todo, eso ya no sorprende; lo que más inquieta es que haya grupúsculos que revienten actos políticos por las bravas, cuando hay modos mucho más originales de protesta. Hacerlo de esa manera es un error y da alas a las mentiras con las que están manipulando algunos partidos.

Lo sucedido en Rentería durante el mitin de Ciudadanos fue lamentable. No había necesidad de actuar de ese modo cuando existen muchas más fórmulas de protesta pacífica. Se ha conseguido el efecto contrario: se ha puesto el foco en un mitin que podría haber pasado inadvertido y ha servido de trampolín, en este caso, a las mentiras de Ciudadanos.

Escuchar esta mañana en la radio a la ex UPyD y ahora candidata al Parlamento Europeo por Cs María Teresa Pagazaurtundúa amarga el desayuno a cualquiera que esté mínimamente informado. Pagazaurtundúa se ha puesto a ejercer de vasca, como si ésta condición le otorgara la posesión de la verdad única sobre cuanto sucede en Euskadi… y desde esa posición no ha soltado más que un puñado de mentiras.

La candidata de Cs, con ese tono calmado, sin crispaciones a las que nos tienen acostumbrados su líder o Pablo Casado, ha hablado de autocensura, de falta de libertad para hablar de política en ciudades como Rentería. Según ella, existen muchos tabués para hablar libremente sobre cualquier opción que no sea independentista. Dicho de otro modo, se ha puesto el disfraz del victimismo, pero se le han saltado todas las costuras.

Si uno mira algunos de los últimos resultados electorales se da cuenta de la calaña de Pagazaurtundúa. En las elecciones generales de 2016 EH Bildu fue la tercera fuerza política en Rentería. Ganó la coalición liderada por Podemos/IU con unos 7.400 votos, seguido por PSOE con unos 4.000 y en tercera posición EH Bildu con algo más de 3.200. Para ser una ciudad en la que existen tabúes, los resultados indican otra cosa. Pero es que si se miran las últimas municipales en aquella ciudad, tanto EH Bildu como PSOE consiguieren siete concejales cada uno.

Vaya, vaya… parece que Pagazaurtundúa, tan vasca ella, tan sabedora de lo que sucede en su tierra, o no sabe tanto o miente más que habla. Yo me quedo con la segunda -como cuando ha asegurado estar desinformada por pasar siete horas en el tren…-, porque la derecha, desde la extrema con Vox a Ciudadanos o PP, están basando su campañas políticas en el miedo y la mentira, alguna de ellas que rozan tanto el ridículo que ni siquiera es necesario desmontar. El problema con el que se topan es que sus embustes, los que tienen esa pátina de verdad, son muy fáciles de desmentir con datos objetivos, como esta misma mañana hago yo con la manipulación de la candidata de Cs.

Tenemos que ser mejores que ell@s. Tenemos que conseguir protestar contra sus programas y sus mentiras sin necesidad de caer en la intolerancia ni la violencia. Acudan a sus mítines si quieren, llénenlos y cuando comiencen a hablar, denles la espalda. Que se vean obligados a escupir sus estupideces, como la de Casado sobre ETA, a una multitud de espaldas, de cogotes a los que ojalá que se acostumbren porque se queden a mucha distancia de quienes no quieren recuperar tiempos pasados que destrozaron a quienes habitaban España, fueran o no españoles.