Opinion · Posos de anarquía

El Borbón-móvil de medio millón

 

La Familia Real en uno de sus coches – Casa Real

El Confidencial desvela hoy cómo hemos comprado un cochazo al rey de casi medio millón de euros (454.000 euros). Alegando motivos de seguridad, se ha adjudicado además a dedo, en secreto e invitando a las tres empresas que se ha tenido a bien. Bien valen los miles de camas cerradas en hospitales este verano o los despidos de profesor@s interin@s… ¡Todo sea por el monarca!

A pesar de que la asignación de la Casa Real ronda los 8 millones de euros, el Borbón-móvil no se paga con ese dinero; lo paga el ministerio de Hacienda. Vamos, que nos ha salido caro el coche de empresa del rey que, aunque pertenece al Parque Móvil del Estado, sólo lo pueden utilizar Felipe VI y su familia.

Lo elevado del coste se justifica por las medidas de seguridad que son necesarias instalar, con el blindaje a la cabeza. Dicho blindaje puede aumentar el peso del vehículo hasta en dos toneladas, por lo que el motor ha de ser de alta gama (500 caballos). Hasta ahí, es comprensible, pues muy a nuestro pesar y aunque sea sólo por su apellido, el tipo es el Jefe de Estado. Eso sí, no recuerdo tanto remilgo cuando los miembros de la Casa Real conducían coches cedidos por marcas como Mercedes, DaimlerChrysler, Audi o, incluso, Peugeot con su modelo eléctrico iON para que la pareja del emérito publicitara su conciencia medioambiental por Mallorca y de paso, publicidad gratuita para los fabricantes.

La indignación surge cuando, a pesar de la millonada de presupuesto con que cuenta la Casa Real, el dinero sale de Hacienda… aunque es Zarzuela quien lo compra a su gusto. Es un auténtico atropello a la ciudadanía, obligada a encajar en silencio la satisfacción de los caprichos de una institución caduca y parasitaria. Dado que el dinero no sale de la Casa Real, al menos, el Borbón tendría que conformarse con el modelo que Hacienda seleccionara para él. A fin de cuentas, este coche no es parte de su sueldo en especie, como sucede con los coches de empresa, pues él ya puede darse por satisfecho con su sueldo casi 20 veces más que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), además de mútiples gastos pagados.

La compra del vehículo se ha realizado, además, con precipitación, con apenas dos semanas de plazo para la presentación de ofertas, sin que haya trascendido el motivo. Quizás es que se acerca el posado de Marivent, que suele realizarse a finales de este mes o principios de agosto, y los Borbones quieren pasearse por Mallorca en su lujoso coche. Quizás es por otro motivo, pero dada la opacidad a que el rey nos tiene sometidos a los vasallos es más que probable que nunca lo sepamos… eso sí, nosotr@s pagamos.