Sigue caminando

Este anuncio de los laboristas simboliza bastante bien el camino de la economía británica de los últimos años. Desde un paisaje frío y desolador hasta un atisbo de futuro soleado (se supone que si ganan los que pagan el anuncio).