Opinión · Entre leones

Elecciones en legítima defensa

Hace bien el PSOE en amagar con adelantar las elecciones. Primero fue Ábalos apuntando a un ‘superdomingo’ electoral a finales de mayo, con papeletas municipales, europeas y legislativas sobre la mesa, y después fue el propio Pedro Sánchez quien no descartó esta vía de escape, dejando bien claro que solo le corresponde a él dictarla y rubricarla.

La miopía política de los independentistas, que, como dije en un artículo anterior, están metidos en un callejón sin salida que desemboca en la cárcel, está llevando al Gobierno a un trágala casi diario, a un insulto con cascabeles contra las instituciones españolas cada rato, a un escenario prebélico en un vaso de agua, a un ruido político de repúblicas imposibles que nos ha instalado en el hastío…

Ante tanto desvarío de Puigdemont, Torras, Rufián y el de la moto, Pedro Sánchez está emparentándose con el Santo Job y va camino de que una agrupación socialista afín y con raíces cristianas proponga su canonización al Papa Francisco y al Comité Federal del PSOE.

Cercado en la Junta de Andalucía por las tropas de Alfonso Guerra, Pepote de la Borbolla dijo aquello de “aguanto más que un buzo debajo del agua”. El presidente del Gobierno está a punto de un repique para seguirle los pasos.

Y ya está bueno lo bueno.

Que los independentistas quieren un adelanto electoral y la posibilidad de encontrarse en mayo frente a un Gobierno de PP-Ciudadanos-Vox, pues adelante con los faroles.

Que los separatistas se empeñan en vincular el apoyo al Gobierno del PSOE a la situación judicial de los presos y que por eso no apoyarán los Presupuestos, pues que no se quejen después cuando vean desfilar en primavera a la cabra de la Legión por las calles de Barcelona con el artículo 155 como salvoconducto.

¿No se dan cuenta de que el actual Gobierno está tratando de buscar una salida medio civilizada al monumental embrollo que han creado ellos solitos?

¿No se enteran de que necesitan tiempo y que la aprobación de los Presupuestos son casi dos años más?

¿Y los ciudadanos? ¿Les importan realmente sus problemas?

¿No ven que un indulto acompañado por una renuncia explícita del secesionismo ilegal es la única salida posible?

Por cierto, Rivera y Casado defienden la Constitución a capa y espada, pero no de cabo a rabo. El indulto, que es potestad del Gobierno, no forma parte de su universo constitucional… mientras que se les pueda aplicar a los independentistas, claro. A los banqueros (ZP) y a los narcotraficantes (Rajoy), últimos beneficiarios de tal gracia en esta España nuestra, sin problemas y con dos cojones.