Otras miradas

Dejad de preguntar solo por el 8 de marzo

Manifestación del 8M de 2019 en madrid. REUTERS/Juan Medina
Manifestación del 8M de 2019 en madrid. REUTERS/Juan Medina

8 de marzo. 8 de marzo. 8 de marzo… y así, hasta el infinito. La manifestación del 8 de marzo es el único evento que ocupa siempre las preguntas de varios periodistas, reforzando la teoría de que fue el acto que provocó el mayor contagio por coronavirus. Es como un mantra, como ese comodín continuo que ante la ausencia de otros argumentos siempre sobresale en los debates, en los medios, en las redes y en el Congreso de los Diputados. Solo hay que coger los diarios de sesiones en las primeras semanas de confinamiento. PP y Vox lideran los ataques hacia el 8M como responsable. Esto es una cadena. Los políticos prenden la mecha con esta idea y muchos periodistas, en lugar de reflexionar sobre el hecho en sí, o manipulan o retuercen o prenden aún más la polémica.

No sé si estos periodistas saben muy bien hasta qué punto, alimentando este bulo, incurren en un hecho gravísimo, que es dejar expuestas a las víctimas de violencia de género. El 8M (con el que yo he sido crítica en varios aspectos por las divisiones internas, pero que respeto por su fin último y porque las víctimas están por encima de todo) está siendo alimentado en un bulo continuo. Y los mitos y bulos, ya lo decía Peters, están pensados para reducir "el apoyo social de las víctimas". Y lo consiguen, en gran parte, porque los medios no funcionan como un muro de contención frente al machismo y sus ideas, porque muchos medios nunca han tratado estos casos como un tema de derechos humanos sino desde el sensacionalismo y la polémica de los asesinatos. Por eso, en este confinamiento, todo el mundo critica la manifestación del 8 de marzo pero nadie en esos debate responde: oye, ¿pero sabéis por qué se hace el 8 de marzo? ¿Sabéis lo que se denunciaba? ¿Sabéis por qué se organizaba? ¿No será más que odiáis al feminismo, que preferís que estemos calladas, que os interesa silenciar nuestra denuncia e, incluso, que no existan más 8M?

Esta misma mañana, cuando escribo este texto, ha vuelto a ocurrir. Una periodista le preguntaba a Irene Montero, una vez más, por qué convocaron la manifestación del 8 de marzo (además, con el gran error de desconocer que NO convoca el Gobierno, sino que la manifestación del 8 de marzo es de la sociedad civil). Pero volvamos a la cuestión…

¿Por qué siempre se hace esa pregunta a Irene Montero, como ministra de Igualdad, y no se pregunta sobre lo que hicieron ese mismo 8 de marzo otros políticos?

¿Cuántos periodistas han preguntado a los dirigentes de Vox por qué no suspendieron el acto en Vistalegre, que ellos mismos sí que convocaron?

¿Cuántos periodistas han preguntado a Ayuso por qué convocó el 8 de marzo a más de 1200 opositores -(en un espacio cerrado, ojo, que ya sabemos lo de los techos altos) y por qué no suspendió ese acto? ¿Acaso eso o el hacinamiento en el metro de Madrid o la deficiente gestión en sus residencias durante todo ese tiempo no fueron un "infectódromo", como ella misma califica al 8M?

¿Cuántos periodistas han preguntado a los responsables de la RFEF o de La Liga o presidentes de clubes de fútbol por qué permitieron jugar partidos el 8 y 9 de marzo?

¿Cuántos periodistas preguntan a los empresarios que se quejan del Gobierno qué soluciones adoptaron para proteger a sus trabajadores, si les ofrecieron teletrabajo o si tomaban medidas especiales de protección para, por ejemplo, sus clientes? No veo ni siquiera ahora separación entre las mesas de los bares que están abriendo… como para haberlo exigido antes.

Porque sí, claro que el 8 de marzo pudo contribuir en la cadena de contagios pero ni más ni menos que el acto de Vox, que los partidos de fútbol, que darse la paz en misa, que las compras en centros comerciales, que los cines, que las obras de teatro, que los bares llenos, que los metros y autobuses, que el AVE y los aviones, que las clases, que los gimnasios… Yo soy de las que no responsabiliza porque en las enfermedades pandémicas y con un índice tan alto de asintomáticos no hay debate, pero si todo el mundo busca una diana… o todo contribuyó o no puede contribuir solo una cosa.

Lo único que sabemos del 8 de marzo es…

  1. Que no hay ninguna investigación científica (revistas académicas de impacto) que hasta el momento acredite y confirme la vinculación del 8 de marzo en España con el coronavirus, como único evento clave. Y eso a pesar de que la obsesión por desacreditar al 8 de marzo haya pasado por acorralar a un investigador y sus respuestas, como ocurrió en Espejo Público.  
  2. Que hay un informe forense que ha llevado a que una jueza descarte la existencia de pruebas que relacionen la manifestación del 8 de marzo con la expansión del coronavirus.
  3. Que una investigación demuestra que el virus ya estaba dentro de España antes del 8M, desde mediados de febrero, que no hubo paciente cero y que tuvo hasta 15 puntos de entrada diferentes en el país. Que los tres primeros pacientes S identificados fueron en las muestras de 26 y 27 de febrero en Valencia, "algo que podría tener relación con el viaje de miles de aficionados valencianistas a Milán para asistir al partido de Champions contra el Atalanta, disputado el 19 de febrero" y que el verdadero peligro ha sido el "extraordinario" potencial pandémico del virus.
  4. Que no sólo España hizo manifestaciones del 8 de marzo. Aunque Italia la suspendió, se mantuvo en otros países como París o incluso en Berlín. En España asistieron representantes y políticas de partidos de derechas.

¿Nadie ve la intención ideológica en quienes atacan sólo la manifestación del 8 de marzo cuando ese día había 202 contagiados y 8 fallecidos; pero que justo ahora alientan y hacen manifestaciones sin protección ni distancia, en pleno estado de alarma, tras más de 66.860 contagiados y 8.912 fallecidos (a fecha de 20 de marzo) en Madrid? 

¿Por qué siempre preguntan lo del 8 de marzo? Porque muchos medios se mueven solo por polémicas, porque sin querer asumir evidencias científicas solo usan el 8M para buscar enfrentamientos, porque cuando se habla del 8M nadie piensa en las mujeres asesinadas ni las respetan, y porque cada persona que incide en ello solo demuestra que sostiene una posición ideológica muy concreta. Es solo un argumento machista. Piensen en eso cada vez que alguien les venga con el 8M. Con la respuesta que solo sirve para prender la mecha y machacar solo al feminismo.