Otras miradas

Dilema social y capitalismo vigilante

Luis Moreno

Profesor Emérito de Investigación en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos (CSIC)

Cartel del documental 'The social dilemma'
Cartel del documental 'The social dilemma'

Las teorías conspirativas alimentan noticias sensacionalistas o cuentos sin fin de los más variados tonos y gustos. Algunas, sin embargo, pueden materializarse en episodios trágicos, como el caso de la autocaravana explosiva que deflagró hace unos días en Nashville. Las pesquisas preliminares apuntan a que el autobomber suicida, Anthony Quinn Warner, pretendía sabotear una subestación de telecomunicaciones, lo que consiguió parcialmente, dejando sin servicio de telefonía fija la zona. Su particular obsesión era la nueva tecnología 5G a la que otros ‘conspirativos’ de la red han achacado todo tipos de males como la propia difusión de la pandemia del COVID19. Quizá entre los lectores de este artículo alguno haya llegado a creérselo a pies puntillas.

La ilustración de las teorías conspirativas atañe al asunto más esencial del rumbo de nuestras sociedades, particularmente a las democracias denominadas ‘avanzadas’. Hay una ominosa deriva con la extensión del denominado capitalismo de vigilancia (surveillance capitalism), basado en el uso masivo y permanente de los móviles inteligentes (estimándose en 2.000 millones de usuarios en todo el mundo), y su aprovechamiento con fines lucrativos por parte de los Nuevos Señores Feudales (SeFTec): Amazon (Jeff Bezos), Apple (Tim Cook), Google (Sundar Pichai) y Facebook (Mark Zuckerberg). También se les conoce como el grupo GAFA. Recuérdese que en el mismo 28 de Julio, día de su audiencia parlamentaria en el Capitolio de Washington, se generaron unas plusvalías latentes para sus empresas de más de 16.000 millones de euros. Equivale dicha cantidad a más de seis veces el coste anual del recientemente implementado en España programa mínimo vital.

Hace unos años la psicóloga social Shoshana Zuboff acuñó la expresión de capitalismo de vigilancia en referencia a la mercantilización de datos personales que acumulan los Nuevos Señores Feudales en cantidades exponenciales. Mediante la computación y maximización de las nuevas tecnologías de inteligencia artificial y los eficientes algoritmos digitales y de minería de datos, se aprovechan las trazas compiladas en las frenéticas navegaciones de los usuarios. Tal información obtenida de los clics efectuados en nuestros móviles se estandariza como una mercancía sujeta a la compraventa con fines de lucro y se vende a las empresas anunciadoras que aparecen sin solución de continuidad en las pantallas de nuestros dispositivos telemáticos.

Estamos hablando de billones de euros de beneficios.

Es muy aconsejable la visión del reciente documental The social dilemma, en el cual, además de la Zuboff que expone los argumentos de la manipulación del nuevo modelo de negocio, así rebautizado eufemísticamente, otros ex directivos, diseñadores y creativos de las empresas del grupo GAFA, y los cuales nos previenen de los efectos perniciosos de unas prácticas sigilosas y permanentes de obtener información de los ciudadanos. Estos son instrumentalizados en rentables consumidores mediante una adicción al incesante trasiego en las redes. Además de propagar ‘divertidas’ narrativas terraplanistas, se interviene arteramente en la pugna electoral y política con la profusión, por ejemplo, de posiciones supremacistas blancas y de fake news, mentiras y bulos que tan hábilmente han utilizado los populismos y que ilustra la presidencia de Donald Trump (¿seguro que no regresa en 2024?).

Siguiendo de algún modo el encomiable ejemplo del gran héroe soplón contemporáneo, Edward Snowden, los denunciadores son como desertores concienciados de compañías como Facebook, Twitter e Instagram que explican que las nocivas redes sociales son la característica, no un error (NYT). En el documental, asimismo, se hace un breve análisis a los efectos deletéreos para la salud mental de los jóvenes del uso desproporcionado de las prácticas de la psicología persuasiva que modela sus preferencias mercantiles y genera frustraciones inductivas de una creciente tasa de suicidios. Los procesos de polarización y de ‘lavado de cerebro’ subliminal quedan reflejados en los procesos sociales destructivos como ejemplifican los caso del autobomber de Nashville o el incremento desaforado en la venta de armas.

Para algunos de los expertos de The social dilemma el horizonte de desarrollo futuro (no más de 20 años) conduciría a la guerra civil, fruto de una polarización alimentada por esta distopia tecnológica . A la manipulación del capitalismo vigilante no se responde con la necesaria regulación en USA y en los países bajo el paradigma acaparador del neoliberalismo anglo-norteamericano. La UE ha pergeñado medidas reguladoras con el Reglamento General de Protección de Datos que puede inducir cambios efectivos para evitar la dañina mercantilización en curso. El dilema no deja de ser la conocida colisión entre un democrático Modelo Social europeo asentado en el Estado del Bienestar, su institución basilar, y la depredación comercial sin límites de los Nuevos Señores Feudales de matriz anglosajona. El modelo ‘neoesclavista’ chino bajo el autoritario Partido Comunista ha diseñado, por su parte, un modelo digital diverso pero con similares fines de rentabilidad al de sus competidores neoliberales.

Más allá de los intereses mercantiles y de control mediante el uso espurio de la, por otra parte, necesaria e inevitable digitalización, permanece la sempiterna contraposición existencial entre albedrio individual y estructura societaria. Y es que los ciudadanos también pueden controlar la distopia que se nos avecina negándose a entrar en los sitios y páginas web que constantemente se nos ofrecen en nuestros móviles como panaceas de un nuevo ‘mundo feliz’. De momento el sincretismo funcional --que (casi) todo lo puede-- ha tomado la delantera en la carrera por maximizar el nuevo modelo de negocio en las redes. ‘La pela es la pela’, diría un castizo desacomplejado.

Tengan Uds. una buena entrada de año y una mejor salida de este antipático 2020.


Libro homenaje a Luis Moreno: Las transformaciones territoriales y sociales del Estado en la edad digital. Francisco Javier Moreno Fuentes y Eloísa del Pino (Eds.) (2020). Centro de Estudios Políticos y Constitucionales.
DESCARGA LIBRE Y GRATUITA (EPUB; PDF). Enlace CEPC: http://www.cepc.gob.es/publicaciones/libros/colecciones?IDP=2842