Pato confinado

Receta de brochetas de pollo con verduras

Brocheta de pollo con verduras.
Brocheta de pollo. zuzyusa en Pixabay.

Superados los excesos navideños, muchos buscarán cobijarse en recetas sencillas, nutritivas, sabrosas y menos grasientas. Las brochetas de pollo con verduras son una elección excelente. Hijas serenas del potente pincho moruno, parten de un principio similar: marinar los tacos de pechuga, añadirle verduras, y ensartarlos con la pericia de Vlad El Empalador para pasarlos por la parrilla o sartén. El pollo está considerado hoy como una de las carnes buenas, pues es bajo en grasas. Mejor escoger, sin embargo, una pieza de cierta calidad. El secreto de esta receta está en el marinado, que puede ser más fuerte y especiado, o más equilibrado: con un toque exótico, estilo shish kebab o el kefta marroquí, o tradicional (con limón, tomillo, orégano, romero...). Lo mejor es ir investigando con especias y sabores hasta encontrar el punto exacto de tu paladar. Puede acompañarse de una ensalada de escarola con ajos picados y un aliño de vinagre y aceite de oliva virgen.

Receta de brochetas de pollo con verduras

Brocheta de carne de pollo.
Brocheta de pollo con pimientos. Pixabay.

Ingredientes 4 personas:

  • 2 pechugas de pollo.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 1 calabacín.
  • Jugo de medio limón.
  • Pimienta negra.
  • 1 ajo picado.
  • Tomillo.
  • Romero.
  • Hierbas provenzales.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.

Elaboración:

Debes cortar la pechuga de pollo en tacos gruesos y marinarla junto a las especias y el aceite. La carne tiene que quedar bien impregnada de los sabores de la mezcla y reposar varias horas en la nevera. Una vez el pollo haya tomado el sabor de la mixtura, se ensarta en palos de brocheta junto a las verduras al gusto (funciona bien con pimientos verdes y rojos, cebolla, calabacín y tomates tipo cherry). Después se pasan las brochetas por la sartén o parrilla hasta que la carne esté bien hecha. Recuerda, tanto en el marinado como al freírlas, el punto de sal, ya que la carne del pollo es bastante sosa. En cuanto a la salsa para marinarlo, hay multitud de recetas. Se puede emplear mostaza, especias exóticas como el Ras El Hanout, perejil, pimienta, limón, pimentón dulce, picante, etc. El procedimiento es siempre el mismo: mezclarlas con un chorro de aceite y después embadurnar la carne. Algunos cocineros también le añaden tiras de beicon a la brocheta.

1. Marina los tacos de pechuga:

En un bol echa un chorro de aceite de oliva virgen, el diente de ajo bien picado, el jugo de limón y las especias. Corta la pechuga en tacos y mézclalos bien en el menjunje. Tapa el bol con papel film y déjalo reposar en la nevera durante unas seis horas.

2. Monta las brochetas de pollo y fríelas:

Lava y corta en dados o rodajas gruesas los trozos de verduras que desees incluir en la brocheta. Añade de manera alterna carnes y vegetales. Cuando tengas las brochetas listas, pásalas por la parrilla o sartén en un chorrito de aceite caliente. Recuerda que la carne de pollo siempre debe quedar bien hecha. Puedes añadirle un poco de sal mientras se fríen.

Seguimos con una receta de pinchos morunos con adobo casero.