Pato confinado

Receta de pez espada a la siciliana: aceitunas, alcaparras y mucho sabor

Pez espada a la siciliana.
Pez espada a la siciliana.

Si quieres darle vida a tus pescados piensa en Italia: mar, aceitunas, tomates, y alcaparras. Productos típicos del sur del país vecino, donde una salsa ha cogido fama internacional: la siciliana.  Lleva esos ingredientes, y convierte pastas, carnes y pescados en un jugoso manjar.

Súmale el ajo y la pimienta negra. Un chorrito de vino blanco. La salsa siciliana pega de fábula con el pez espada o el bonito. Al ser pescados regios y un poco secos aguantan mejor esta salsa condimentada.

El pescado no tiene que salir demasiado hecho, para que no se convierta en la suela de un zapato con sabor a aceitunas. El resultado tendrá un punto salado, otro agrio (por las alcaparras) y ese deje suave y dulce que dejará el tomate.

Tendrás un pez espada en salsa para mojar con una receta que no es difícil y bastante rápida.

Receta de pez espada en salsa siciliana

Ingredientes 2 personas:

  • 1 rodaja de pez espada por persona.
  • Alrededor de ocho tomates cherry.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un puñadito de alcaparras.
  • Pimienta negra molida.
  • Un chorrito de vino blanco.
  • Entre ocho o diez aceitunas negras.
  • Orégano seco.
  • Perejil fresco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Prepara la salsa siciliana:

Pon a calentar en una sartén un chorrito de aceite de oliva y empieza a freír los dientes de ajo, pelados y cortados en láminas. Cuando tomen un poco de color (sin dorarse) echa los tomates cherry y las aceitunas cortadas por la mitad. Añade a los pocos minutos las alcaparras, y espera a que se cocine por unos minutos más. Sube el fuego y agrega un chorrito de vino blanco junto al orégano y perejil picado. Espera a que se evapore el alcohol.

2. Cocina el pez espada con la salsa siciliana:

Añade el pescado en la salsa, entero o cortado en trozos. Echa un pelín de pimienta negra y sal, tápalo y que se cocine por unos minutos. Menea la sartén desde el mango, en forma circular, para que se liguen los jugos que soltará el pescado en la salsa. Apaga el fuego y deja que se acabe de hacer con el calor residual.