Palabra de artivista

Meado Cristo

Los católicos, esas perennes victimas, esos perseguidos, indefensos adalides del amor fraterno, los mismos que usaron cada medio cristofascista (tienen muchos) para lanzar una campaña de persecución a cuatro estudiantes Valientas por enseñar pacíficamente sus pechos en una capilla y marcharse sin tocar ni una flor, esas almas generosas que les demandaron en los tribunales de lo penal, esas criaturitas idefensas que pedían que atacasen a unas mujeres por ejercer su libertad de expresión en un estado aconfesional, democrático, en pleno siglo XXI, esos mendigos de la comprensión ajena, resulta que consideran que su derecho es ir por los museos (lo más cercano a un lugar sagrado para mí, para muchos) destrozando lo que se les antoje a martillazos. Pero los vándalos, los sacrílegos, los blasfemos somos nosotros...

El "sentimiento religioso" a martillazos. Ya no basta con demandarnos por lo penal.

Ayer por la tarde un grupo de católicos entraron en el Museo de Arte Contemporáneo de Aviñon y destrozaron a martillazos dos obras del artista neoyorquino Andres Serrano. Una de ellas ya tiene un largo historial de agresiones por parte de los intolerantes católicos: "Piss Christ" (Meado Cristo, obra junto a la que aprece el artista en esa foto y en la que vemos a un Cristo sumergido en meados del artista). Esa pieza es un perfecto ejemplo de artivismo, ya que el artista neoyorquino protesta así por una infancia en una asfixiante familia católica hondureña y afro-cubana.

Pena que no haya expuesto aquí, porque ahora que han cogido carrerilla, ¿qué mejor denuncia para los de HazteOrín que un Cristo en orín? Vamos chicos, que ahora podéis dar el salto internacional y difundir vuestro estado fascista a todo el mundo. El Evangelio según San Goebbels os está esperando: una mentira repetida mil veces acaba siendo una verdad.

Para los que no entiendan de qué va esto: el ministro francés de Cultura, Frédéric Miterrand, condenó los hechos en un comunicado en el que denunció un "ataque contra un principio fundamental" que pasa por respetar "la libertad de expresión y de creación".

Pero, ¿qué les vas a hablar a estos de libertad, si la única libertad que conocen es Libertad Digital, adalid del nacional-catolicismo, el franquismo y la homofobia?

Eso sí, una procesión atea ha de ser prohibida porque es "una provocación". No, queridos prepotentes, simplemente es una reivindicación de que existimos, de que tenemos tanto derecho como vosotros a utilizar unas calles que pagamos con nuestros impuestos (algo que la Iglesia Católica aún no hace), de que el tiempo del fascismo católico, del pensamiento único, del miedo, se está acabando. Por muchas demandas que pongan los ridículos de HazteOrín.

¡Anulación del Concordato ya!

Ah, y feliz Fiesta de la diosa Astarté o de la primavera. Como decía un agudo comentario de Marta Valiño en mi facebook ayer: TODAS LAS FIESTAS QUE CELEBRAN CON LLANTOS ERAN FIESTAS PAGANAS Y ALEGRES. LA IGLESIA POR ROBAR, ROBÓ HASTA LAS FIESTAS!!!!