Palabra de artivista

Tú ataca a los tuyos o cállate

Viendo los comentarios cristofascistas a mis entradas, me maravilla la claridad con la que se acierta la estrategia que la derecha cavernaria neo-franquista está utilizando para bloquear a la izquierda, que le supera en número en este país: azuzar a los propios ciudadanos de izquierdas unos contra otros, contra sus partidos, contra sus ideologías... sembrar la duda.

Cada vez que surge una denuncia de las reptilianas manera que la derecha-Iglesia-Banca está utilizando para oprimir, robar, saquear al pueblo, sus obedientes siervos se apresuran a girar el foco hacia la izquierda, implantando la sensación de que es mucho más importante para nosotros cuestionar a los nuestros que detener el imparable avance (retroceso) de la derecha.

Y si te niegas a tirarte piedras sobre tu propio tejado, inmediatamente te espetarán eso de "Tú es que eres del pesebre del PSOE", o "Tú estás en nómina de Zapatero", o "¡Estás defendiendo al PSOE!" como si eso fuese el equivalente a violar una niña delante de sus padres en lugar de una opción bastante más lógica para una persona de izquierdas, honesta y que busca aminorar la opresión clasista que venderse a la derechona neofranquista y sus artimañas ocultas para arrancarnos hasta el último de nuestros derechos y devolverle las hogueras inquisitorias a la Iglesia.

Mira por dónde, yo ni estoy ni he estado ni voy a estar afiliado al PSOE, ni les he votado hasta estas elecciones (castigo a IU, mi voto de siempre, por su trato con Inés Sabanés y el penoso debate de Gordo), ni probablemente les vuelva a votar, pero eso no quiere decir que no sean mis aliados naturales y la única opción que tengo antes de quedarme en bragas delante del toro pepero.

Que les digas eso es lo que más les puede irritar, que no tengan el control de la masa a la que han convencido de que su enemigo es el PSOE y no tanto el PP. Hasta tal punto que DRY y un gran sector del 15M hayan enviado ya el suicida mensaje de que la prioridad es destruir al PSOE (y a IU) para luego tener camino libre para enfrentarse al PP (una lógica tan consistente como hacerle boquetes a la barca para luego poder remar con más motivación).

Pero esa es la estrategia de estos extremistas que se han hecho con el PP y con los comentarios a personas que no estamos siguiendo su estrategia.

Si nos detuviésemos un segundo a analizarles, en lugar de seguir en este estado de pánico, desaliento y confusión que ellos mismos han promovido, nos daríamos cuenta de que siempre utilizan los mismos 4 manidos argumentos que, por cierto, han copiado de la retórica de izquierdas y sus denuncias (ellos nunca han denunciado nada, tenían muy ocupada la lengua lamiendo el trasero de su amo o su cura), que si Stalin, que si Castro, que si Mao, que si fascistas son los de izquierdas, incluso copian palabras nuestras y simplemente les cambian el polo y ya está: "homofascista", hala, ya está.

Da igual lo absurdos que sean sus "argumentos", lo importante es distraer nuestra atención con los nuestros. Mientras, como ya están haciendo en toda España, ellos recortan derechos, ayudas, estado social... y van metiendo a sus amigotes empresarios en todos los servicios públicos para que nos cobren por un servicio malo que antes podía prestarnos gratis el estado de bienestar que están destruyendo.

O le regalan 50 millones al Papa vía desgravaciones fiscales o premios a las empresas que los den (a las que se lo devuelven de otro modo) para decir que no es el contribuyente el que paga, sino empresas particulares. Nunca lo hacen tan claramente.

Pero lo importante es el PSOE y sus traiciones. Aunque las vuestras vayan a ser mil millones de veces peores y lleveís a media lista imputada.