¿Cuánto cuesta despedir a un empresario?

                  

“No estamos pidiendo el despido libre porque ya existe, pero es carísimo. El más caro del mundo” -Gerardo Díaz Ferrán, presidente de CEOE- 

                   

Como somos muy brutos, no acabamos de ver la relación entre despido barato y creación de empleo. Hacemos cuentas con los dedos y pensamos: si con el despido “caro” se ha ido a la calle un millón en un año, ¿cuántos habrían caído si costase la mitad? Sobre todo si pensamos en esas grandes empresas para las que su plantilla es un valor más con el que especular incluso cuando no tienen dificultades económicas: despides varios miles, y subes en bolsa. 

Somos muy brutos, y muy descreídos, porque conocemos a pocos parados que hayan cobrado los famosos 45 días por año. En realidad la mayoría cobra mucho menos. En 2008 la indemnización media no llegó a 20 días. Algunos se van con lo puesto, por ser temporales; otros reciben menos por tener algún maravilloso contrato de fomento del empleo. Hay trabajadores que aceptan una indemnización reducida porque son lentejas, y si no la cogen, ya pueden esperar meses o años para recibir lo que les corresponde vía judicial. Y aún cabe que la empresa se declare insolvente y pague el Fondo de Garantía Salarial. 

Pero es que no sólo somos brutos y descreídos. También malpensados. Y nos da por hacer preguntas tontas. Por ejemplo: ¿cuánto cuesta despedir a un empresario? Si los accionistas de una eléctrica, un banco, una constructora o un fabricante de coches deciden poner en la calle a su presidente o a su consejero delegado, ¿cuánto tienen que pagarle de indemnización? Están blindados por millones de euros, y cada año que pasa sale más caro despedirles. ¿Será por eso que no hay EREs para superejecutivos?