Trabajar cansa

El 'making of' de los videos de UGT

"Los videos son un atentado a la inteligencia de los trabajadores. Me produce tristeza que una organización seria produzca un material tan pobre." -José María Lacasa, Secretario General de la CEOE-

.

Hay que felicitar al autor de los videos con que UGT está animando la huelga del 29-S, pues ha conseguido su objetivo: que se hable de ellos, y así ganar un espacio informativo que está muy caro, entre el silencio y la matraca antisindical que dominan el seguimiento mediático de la huelga.

¿Les parecen cutres, con poca gracia y ofensivos? Pues les cuento el ‘making of’, y así lo entienden: el líder ugetista, Cándido Méndez, se reúne con el equipo encargado de rodarlos y, ante la propuesta que le presentan –un guión genial, con un formato innovador y lleno de sorpresas-, les dice: "Esto es muy bonito, pero no nos vale. Queremos algo que provoque estupor, rechazo o burla. No lo hacemos para ganar un premio en un festival, sino para que las televisiones lo repitan, los medios digitales lo cuelguen y la gente haga doblajes de coña en youtube. Es lo único que funciona: fíjense en los videos propagandísticos que en los últimos años han triunfado…"

Una pena, pensarían los cineastas, porque el tema daba para hacer algo grande. Denle el texto de la reforma laboral, tal cual ha salido del Congreso, a un buen guionista y ya verán qué peliculón saca. De cada artículo saldría una secuencia, en un crescendo dramático que agotaría los pañuelos en las salas de cine, aunque también podría ser una película de terror. Yo se lo daría a Alex de la Iglesia, que conseguiría un punto gore que no le va mal a la reforma.

¿Acaso no planeó Eisenstein llevar al cine nada menos que El capital? Pues lo mismo: un texto en apariencia tan gris como es una ley en el BOE contiene mucha sustancia dramática. Y si no lo creen, ya me darán la razón con el tiempo, cuando les afecte su contenido: trabajadores despedidos por cuatro duros, empresas descolgándose de lo acordado en convenio, modificaciones de las condiciones laborales, ETTs colocando parados… Terrorífico, sí.

Se entiende que los empresarios estén molestos por cómo son retratados en los videos. Qué se esperaban, ellos harían lo mismo. Imaginen la película que sobre los trabajadores (y los sindicalistas) haría Díaz Ferrán.