Opinion · Bulocracia

Fraudes de altos vuelos low cost

El último bulo de WhatsApp afirma que Ryanair está recompensando de manera directa “a todos” con billetes de avión por su 33 aniversario. Es “solo durante el día de hoy” y basta con dar una serie de datos para hacerse con los pasajes.

Lo único cierto de esa información es que este año la compañía aérea irlandesa de bajo coste llega a la edad de la muerte de Cristo, puesto que fue fundada en 1985 por Tony Ryan, con solo 25 trabajadores y una única ruta: Woterford-Londres.

Tony Ryan murió el 3 de octubre de 2007 cuando acumulaba una fortuna personal de 1.500 millones de euros, y Ryanair dispone ahora de 84 bases y realiza más de 1.500 rutas, tantas como millones dejó Ryan. Por ello reúne algunas cualidades ideales para ser protagonista de informaciones falsas: es barata, es solvente, es popular… por qué no iban también a obsequiar con vuelos.

Pero Ryanair no está regalando billetes de avión por WhatsApp, ni lo ha hecho nunca. Y este bulo que afirma que sí los regala tampoco es nuevo. Simplemente se le ha añadido ahora lo del 33 aniversario, pero ya ha circulado otras veces sin ese dato.

Le ha ocurrido a muchas otras grandes firmas de sobra conocidas, como Mercadona, Carrefour, Dia, IKEA o Zara, y ahora le toca a Ryanair volver a protagonizar una suplantación, cuyo objetivo es lo habitual: que pinches un enlace, atribuido esta vez a Ryanair, que en realidad lleva a una web falsa pero clavada a la original de la compañía irlandesa.

Allí se solicitan datos personales, algo comprensible para poder recibir un regalo, y más si se trata de un billete de avión. Lo definitivamente sospechoso es que se requieran también los datos bancarios del afortunado que opta a ser agraciado con un billete de la compañía low cost, innecesarios a todas luces. Es como si los Reyes Magos te pidieran tu número de cuenta y tu IBAN para poder traerte la consola.

La propia compañía barata de Irlanda ha salido al paso en sus redes sociales de la versión en inglés de este asunto, una versión tan avanzada que cita ya el 35 aniversario de Ryanair, y para eso aún quedan dos años.

Tampoco hacen encuestas

Las falsas encuestas atribuidas a empresas muy conocidas que ofrecen como recompensa un vale en ese determinado comercio, de las que hemos hablado otras veces, se han servido también de Ryanair para intentar obtener información confidencial de los internautas incautos.

En lugar de un vale de varios cientos de euros se ofrecen dos billetes de avión gratis por responder a cuatro preguntas. Y hay que darse prisa, porque solo disponen de 150. El objetivo es el mismo que en el caso anterior: hacer caja gracias al uso fraudulento de los datos confidenciales obtenidos de los participantes.