Opinion · Ciudadano autosuficiente

Querido consumidor: deja de reciclar

Vivimos rodeados de anuncios que nos dicen que tenemos que reciclar, que es muy importante echar los plásticos al contenedor amarillo para que así tengan una segunda vida y el planeta sea un lugar mejor. Lo que nadie dice es que los plásticos son muy difíciles de reciclar y el pequeño porcentaje que sí es reciclado se convierte en un plástico de poca calidad y económicamente poco rentable. Esto tiene como consecuencia que la forma que se tiene de dar salida al plástico que producimos y tan bien separamos sea incinerándolo para, en el mejor de los casos, obtener energía.

Debemos cambiar nuestra manera de pensar: el mejor reciclaje que existe de un residuo es no producirlo. Como todo es más fácil decirlo que hacerlo, una simple visita a cualquier supermercado puede convertirse en un calvario para una persona que quiera romper con el plástico.

Simplemente en la sección de frutas y verduras nos encontramos con productos envueltos en plásticos absurdos. Nosotros hemos hecho la prueba, y nos encontrado alimentos como plátanos, cítricos y manzanas que cuentan con su propio envoltorio: su piel, sepultados en plástico. Aquí tenéis cuatro ejemplos:

Es en este caso donde un pequeño gesto puede hacer una gran diferencia. Si nosotros como consumidores tomamos conciencia del problema y en vez de comprar el pimiento que viene en una bandeja de plástico envuelto en más plástico, compramos el pimiento suelto, estamos reduciendo el plástico que usamos. Si este comportamiento se extiende, los supermercados tendrán que cambiar. No hace tanto que la los alimentos frescos se envolvían en papel de rafia y que todos los productos venían en tarros de cristal o envoltorios de cartón. Volvamos a eso, exijamos un cambio.

Un buen primer paso es la campaña en contra del uso de plásticos por parte de las grandes superficies que lanza esta semana Greenpeace junto con más asociaciones. Bajo los hashtags #DesnudalaFruta a nivel nacional y #RidiculousPlastic, #BreakFreeFromPlastic a nivel internacional, invita a los ciudadanos a compartir en las redes fotos de productos frescos envasados en plásticos innecesarios.

Texto y fotografías: Carlota López