Opinion · Salud mental en tiempos difíciles

Los trastornos mentales, un enigmático legado de la evolución. ¿Cómo actúa la selección natural?

Tenemos aún muchas preguntas a hacernos en relación a la existencia de los trastornos mentales. Desde la perspectiva evolucionista la cuestión más relevante sería saber por qué la selección natural mantiene  de generación  en generación estas conductas que nos resultan extrañas, poco comprensibles ( el delirio, la anorexia, la depresión, etc.).  ¿Por qué no han sido eliminadas? 

Habría diferentes hipótesis desde la perspectiva evolucionista. Veamos: 

  1. Una explicación sería que las alteraciones que se dan en los trastornos mentales formarían parte de un amplio repertorio de conductas y funcionamientos psicológicos que habrían sido adaptativos en otras épocas evolutivas, en contextos diferentes, tal como he explicado en otros artículos en este mismo blog. Un ejemplo sería el caso de la anorexia que pudo ser adaptativa en contextos de hambrunas en las que las personas que toleraban mejor la restricción alimentaria podían permitir que otros miembros  más relevantes para la supervivencia del grupo pudieran comer y tener energía para obtener recursos de supervivencia para todo el grupo ( Esta es la conocida tesis de Shan Guisinger) 

La selección natural habría  preservado una gran  psicodiversidad, una enorme cantidad de tipos de funcionamiento psíquico que han aparecido en la larga historia evolutiva, en vez de poseer unos pocos tipos de conductas. Y la razón de esta elección es porque  la evolución ha guardado en el código genético un gran repertorio de posibilidades de conducta, que han sido adaptativas durante la evolución, que no son letales, permiten la reproducción,  se pueden asociar a creatividad y no  son gravemente disfuncionales como la mayoría de los trastornos mentales   

  1. En realidad, la mayoría de los trastornos mentales son situaciones de desadaptación transitorias, temporales, son como “brotes”, en la línea de los trastornos autoinmunes. Si hay apoyo del grupo y se permite la readaptación de la persona tienden a mejorar, tal como comentaba en el artículo anterior en relación a la depresión. Existe un gran debate en la psiquiatría acerca de si no es el propio sistema social y asistencial el que cronifica los trastornos mentales, ya que sabemos por estudios de la Organización Mundial de la Salud que hay sociedades no occidentales donde el curso de los trastornos mentales es mucho más benigno que aquí. Por ejemplo, en estas sociedades,  una persona que ha padecido un brote psicótico, es raro que vuelva  a recaer.   
  1. Otro argumento sería que los trastornos mentales son un mal menor que la selección natural escoge porque son más adaptativos que otras conductas que podrían ser peores, como el suicidio y la violencia contra el grupo  Más vale delirar cuando se está desesperado,  refugiarse una temporada en creerse  Napoleón  o Cleopatra que matarse, o tener  conductas agresivas con el grupo. . O, siguiendo este planteamiento  es mejor estar pasivo y abatido, sin ganas de hacer nada que suicidarse porque se piensa que nada vale la pena.  Si una persona que se siente totalmente desesperanzada a nivel cognitivo, se encontrara llena de energía, es más fácil que  se suicidara (dado que no ve  ninguna salida a su situación) , que  si está sin energía, pasivo, apático.

 Esta estrategia del mal menor es frecuente en la medicina. Así la anemia falciforme es una enfermedad que protege de la malaria que es más grave, o la fibrosis quística es una enfermedad que protege contra las diarreas,  o la hiperferropenia (exceso de hierro)  protege de la anemia. Es decir, más vale el mal menor y seguir viviendo y luego ya veremos cómo resolvemos los problemas que nos trae el mal menor

 La selección natural sería el proceso a través del cual tendría lugar la adaptación Sabemos que hay al menos tres tipos de selección natural

 -Tipo estabilizadora: elimina lo extremo, mantiene las poblaciones cerca del óptimo adaptado al contexto específico en que se encuentran. Por ejemplo en una gran tormenta en un determinado territorio se ve que los pájaros que mueren son los que tienen las alas más largas o cortas que la media. O los bebés que nacen con poco o mucho peso tienen menos posibilidades de supervivencia

 -Tipo direccional: favorece ciertos rasgos especiales.  Es lo que vio Darwin en las Galápagos en los picos de los pinzones que evolucionaban adaptándose a las características de los alimentos del territorio de cada isla de los Galápagos. Se seleccionaba un rasgo extremo, especial 

-Tipo disruptivo: genera dos rasgos diferentes: ejemplo el diferente tamaño de macho y hembra, se seleccionan dos tipos de adaptaciones

 Aplicando do estos planteamientos al área de la salud mental podemos decir que la selección natural  tiene también dos modalidades de funcionamiento

 A-La selección natural que posibilita la  adaptación  al contexto actual, la estabilizadora, que favorece los rasgos psicológicos que mejor se adaptan a nuestro contexto en las condiciones habituales. Son los funcionamientos “normales”, los funcionamientos de las  personas que consideramos sanas  mentalmente en nuestra sociedad

 B-La selección natural que posibilita la adaptación a otros contextos difíciles, que sería la direccional: favorece rasgos extremos, como los que se expresan en el trastorno mental. Pero esos rasgos extremos también pueden  ser útiles en contextos extremos y además ni son letales,  ni impiden la reproducción, ni son muy disfuncionales,  y es por esa razón que la selección natural no los ha eliminado

 Es decir, la Selección Natural nos  permite dos  opciones. Poniendo el ejemplo de la conducción de un vehículo, es como si tuviéramos dos posibilidades:  una,  la habitual y normal,  de ir a la velocidad que  nos indican  las señalas de tráfico. Y otra la posibilidad especial que utilizaríamos en una situación extrema, que sería la opción  de saltarnos las  normas de tráfico: si por ejemplo nos persigue un terrorista no nos resignaremos a ir a 50 por hora por la ciudad cumpliendo las normas standard de tráfico.  Iríamos a toda velocidad. Obviamente  podrían multarnos,  pero más  vale seguir vivo con una multa pendiente de pagar, que perecer. 

 Como consecuencia de la existencia de estar variedad de funcionamientos, cada sujeto debe realizar un gran trabajo para integrar todo ese enorme elenco de posibilidades de conducta. Y ese proceso de integración y maduración dura toda la vida del sujeto, especialmente  en la etapa juvenil de la maduración y requiere de un medio que facilite y ayude  al sujeto a realizar esa integración, lo cual no siempre lamentablemente ocurre. No siempre la familia, la sociedad ayudan, incluso, con cierta frecuencia pueden dificultar la integración. 

Más información en el libro “Los trastornos mentales, un enigmático legado de la evolución”. Joseba Achotegui. Ediciones el Mundo de la Mente

http://www.elmundodelamente.com/

jachoteguil@gmail.com