Opinion · Otras miradas

El PP huye de su su sombra

José Manuel López

Diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid y presidente de la Comisión del Estudio del endeudamiento

José Manuel López
Diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid y presidente de la Comisión del Estudio del endeudamiento

El Partido Popular ha anunciado que abandona la Comisión de Investigación de la Corrupción de la Asamblea de Madrid. Aduce dos razones: es una pérdida de tiempo y además se siente ofendido.

Cuando hace dos años y medio comenzó esta legislatura se pusieron en marcha dos comisiones, una sobre corrupción y otra sobre endeudamiento. El objetivo era investigar algunas prácticas y proyectos que habían hecho de la Comunidad de Madrid la región donde más había crecido la deuda y más casos de corrupción afloraban. El Partido Popular se opuso, pero estaba en minoría; así que durante las conversaciones parlamentarias hizo tres puntualizaciones que pedían se tuvieran en cuenta: (1) que sólo se investigara el pasado, (2) que no se mezclara el trabajo de ambas comisiones y (3) que no fuera una causa general contra su partido.

En este tiempo la Comisión de Endeudamiento ha paralizado la Ciudad de Justicia, ha destapado la compra de empresas del Canal en Latinoamérica –que ahora son el caso Lezo-, ha puesto en cuestión los contratos de los hospitales “hipoteca” de Aguirre y de la autovía M45. En total sobrecostes de más de 4.500 millones de euros. Por su parte, la Comisión de Corrupción ha hecho comparecer de Granados –desde la cárcel- a Cifuentes, pasando por Ruíz-Gallardón, responsables del Canal, de la venta de viviendas públicas a fondos buitre,…Una gran parte de este trabajo ha pasado a los Plenos o está en la Fiscalía; otro ya judicializado. También se han producido algunas dimisiones tras las comparecencias. Muchos resultados y muy claros.

Es cierto que no se han podido cumplir las tres puntualizaciones que había hecho el PP inicialmente:

  1. Es imposible separar el presente del pasado. Tras quince años se sigue pagando por la construcción de la M45, una carretera que costó 500 millones, se han pagado 1.000 y se deben 2.000 más. La falta de recursos de hoy, son los proyectos de ayer. Además los responsables son los mismos; baste el ejemplo de Arturo Canalda que ha comparecido por haber sido Gerente del Canal cuando presuntamente se compraron empresas irregularmente, por ser Viceconsejero de Sanidad cuando se firmaron los contratos de los hospitales “hipoteca” y como Presidente de la Cámara de Cuentas –ya con Cifuentes-, puesto del que ha tenido que dimitir por ser imputado. No hay un viejo PP y nuevo PP, en la Comunidad de Madrid hay un PP.
  1. Es imposible no mezclar la corrupción con la deuda, porque es la primera la que ha hecho que haya obras caras e innecesarias ¿cómo explicar si no que se vayan a pagar 3.500 millones de euros por unos hospitales que costaron 660? ¿Cómo explicar que los concursos los ganasen empresas que están en los sumarios de Gürtel, Púnica o Bárcenas?
  1. Es imposible no pensar que se ha tratado de una forma de gobernar cuando están en los sumarios prácticamente todos los Secretarios Generales del PP de los últimos 25 años, Consejeros, Directores/as Generales y Presidentes de la Comunidad de Madrid. El trabajo nos indica que los casos, la financiación, las empresas involucradas forman parte de una forma de entender la política que ha parasitado Madrid más de dos décadas.

Estas comisiones no son una pérdida de tiempo, permiten aflorar malas prácticas y van a facilitar la recuperación der infraestructuras y activos públicos. Recursos que son necesarios hoy más que nunca. Y desde luego no ofenden. Ofendidos están los que perdieron sus trabajos, sus casas, sus becas, sus ahorros, fueron operados tarde y sin medios o nunca recibieron lo que les correspondía por la Ley de Dependencia mientras en su región se robaban y despilfarraban los recursos. Las Comisiones van a seguir trabajando -con el Partido Popular o sin él- y seguirán llevando sus conclusiones a la Fiscalía. Cuando la justicia vaya avanzando no tendrán la opción de abandonar los juicios.