Aspectos sanitarios del acuerdo PSOE-C’s

28 Feb 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Carmen San José Pérez
Diputada de PODEMOS en la Asamblea de Madrid

El acuerdo PSOE-C’s, en el apartado “Reconstruir y modernizar el Estado de Bienestar”, contiene sólo vaguedades respecto al modelo sanitario que contendría el “pacto sanitario” que aparece como propuesta central, sin llegar en ningún momento a concretar con claridad qué modelo sanitario es el que define el Acuerdo.

Los servicios de salud de las Comunidades Autónomas, que son las que tienen competencias sanitarias, se han vistos supeditados a los recortes presupuestarios impuestos en los últimos años, tanto por el cambio del artículo 135 de la Constitución —que llevaron a cabo PSOE y PP y que otorga primacía al pago de la deuda— como por los recortes que se han ido asumiendo en los sucesivos programas de estabilidad. Esto, sumado a las privatizaciones que se han ido sucediendo, ha hecho que los servicios de salud hayan contado con presupuestos claramente insuficientes.

Hoy,los servicios de salud regionales presentan, en mayor o menor medida, pérdida de plantillas, condiciones laborales que han retrocedido en derechos —con aumentos de jornada y elevada precariedad—, cierre de servicios y camas, y aumento significativo de las listas de espera quirúrgica y diagnóstica. Todo ello es obvio que incide negativamente en la calidad asistencial que recibe la ciudadanía.

El acuerdo no alude en ningún momento a que el Sistema Nacional de Salud (SNS) acumula desde el año 2010 unos recortes de más de 10.000 millones de euros, y 53.000 profesionales. Sin embargo, se usan las mismas palabras —”asegurar la sostenibilidad”, etc.— del Real Decreto Ley 16/2012 que aprobó Ana Mato y cambió el modelo universal, excluyó a más de 800.000 personas de la asistencia sanitaria e implantó el copago a los pensionistas. No aludir a éstos déficits ya acumulados –que habría que revertir-, ni tampoco hacerlo a los compromisos adquiridos sobre la derogación del ‘decretazo’, implica que la “sostenibilidad” se va a conseguir persistiendo en la actual política de recortes.

¿Qué es lo que pretenden ahora PSOE y Ciudadanos? ¿Seguir por la senda de los recortes, la transferencia al sector privado de fondos públicos, y la continuación de la mercantilización de la sanidad?

Se contempla “restablecer la universalidad de la cobertura del Sistema Nacional de Salud”, todo encaminado a no otorgar la atención sanitaria en igualdad de condiciones a todas las personas que vivan en España. “¿O se ignoran las dificultades que tienen las personas inmigrantes para obtener el empadronamiento?”. Esto significa que se ha aceptado la propuesta que al respecto mantenía Ciudadanos.

No se apuesta por una gestión pública de los centros sanitarios, ni se habla de recuperar todos los privatizados. Sin embargo, se contempla que el sector privado pueda desarrollar un papel complementario. Eso sí, se apunta a dar “prioridad a entidades privadas sin ánimo de lucro”. Por lo que se continuará con el uso público de la red de centros privados, lo que supone una transferencia de fondos públicos a las grandes aseguradoras, bancos y fondos de capital riesgo.

No se dice en qué consiste ni cómo se llevaría a cabo la “modernización de la atención a la salud mental”. Ni cómo se desarrollará el “impulsar una estrategia de coordinación de los servicios sociales y sanitarios…”.

Por último, se contempla dejar en manos privadas la evaluación de la calidad del sistema, así como el proyecto de Big Data de la Salud con toda la información sanitaria de la población.

En definitiva, el acuerdo no contempla blindar el carácter público del SNS, ni recuperar niveles de gasto, ni a los profesionales que se han perdido. Por todo ello, parece un acuerdo meramente instrumental, sin otra intención que la de que el PSOE obtenga el apoyo de Ciudadanos para poder gobernar.


comments powered by Disqus