Puntadas sin hilo

El decálogo de IU

Ustedes perdonarán mi ingenuidad y mi falta de rigor analítico, pero creo que la esperanza actual de España reside en Izquierda Unida. No se rían. O ríanse, como prefieran. Caducado el PSOE, es necesario que IU precise con urgencia sus posiciones y promesas, clarificando su actualización en la sociedad española, y prometiendo solo lo que en verdad pueda cumplir sin pretender que salte por los aires el sistema político español.

En primer lugar debe aclarar en qué consiste su comunismo, su modernización y puesta al día lejos o no de los viejos dogmas y consignas, que los españoles en ningún caso aceptarán. Los españoles tienen miedo al comunismo en su interpretación clásica. Es preciso que los ciudadanos conozcan indubitadamente en qué consiste ese nuevo comunismo, si es que en realidad es nuevo y atemperado. No puede ser que a los españoles les baste con una sola frase para descalificar a IU: IU es igual a comunismo, ‘los comunistas pretenden agitar España’. Y es necesario también dejar constancia exacta sobre la relevancia de los demás partidos integrados en la coalición.

En segundo lugar, debe facilitar inmediatamente su programa, que ha de ser claro, conciso y breve, de no más de 10 puntos concretos en 20 líneas, de forma que todos sus puntos puedan ser asimilados y considerados posibles por los deseados votantes. Los españoles no quieren quimeras o propuestas sociológicamente irrealizables. Si IU se pierde en generalidades teóricas, fracasará. Habas y contadas. Si lo dejan para 15 días antes de las elecciones, se sumarán en el maremágnum masivo de todos los partidos. Deben llegar a ese momento con las propuestas explicadas hasta la saciedad, con las posibilidades de su desarrollo, y con la credibilidad suficiente de cumplimiento. Cambien el lema de ‘Pidamos lo imposible’. No. ‘Pidamos lo posible sin traicionarnos’. Ah, y el compromiso formal de que no harán ni más ni menos que lo que prometen. Norma que debería ser exigible a todos los partidos.

Con estas dos condiciones - aclaración del comunismo y programa preciso y acorde a la posibilidad de aplicación -, IU estaría en disposición de atraer la gran masa de la izquierda desconfiada y asustadiza, descartada la ultraizquierda y los exigentes soñadores ácratas y anarquistas abstencionistas. Ha iniciado el buen camino, perdiéndole el miedo al PSOE, y abriéndose a acoger los movimientos sociales. No hace falta derribar el sistema para que la justicia económica y social se haga soportable. Es una ocasión histórica.

Por favor, publiquen su decálogo con urgencia. Cositas concretas. Y antes de nada y también con extremas urgencia: ¿podrían aclarar qué quiere decir exactamente para ustedes ‘un nuevo modelo de sociedad’, que tanto airearon y defendieron ayer en su X Asamblea Federal? No empiecen con las frases huecas, tópica y rimbombantes. ¿En qué consiste ese ‘nuevo modelo de sociedad?

El futuro comenzó ayer, pero no se sabe si tiene futuro. De IU, y un poquito de todos nosotros, depende.

-------------------

Gota de LO MÁS GRAVE QUE SE HA DICHO ÚLTIMAMENTE: Wert: "Que la religión esté en la escuela es una opción política". El ministro de Educación reconoce que el impulso a la enseñanza se ampara más en ‘supuestos ideológicos’ que de calidad. Y no pasa nada. Pero lo más grave aún es que los ciudadanos permanecen indiferentes, sin concederle la importancia debida, y hasta complacientes con esta monstruosidad política y educativa. ¿Nunca se entenderá que si no hay consenso entre todas las partes que perdure cuando menos medio siglo, jamás habrá enseñanza válida que haga prosperar a España?